Contacta con Nosotros

Deportes

Agustín Canapino se consagró en el “Campeonato de las Estrellas 2” de Súper TC 2.000

El piloto de Chevrolet terminó segundo este domingo en el Óvalo de Rafaela, detrás de su compañero del equipo oficial, Bernardo Llaver, que logró su primer triunfo en el torneo de simuladores. Hubo polémica porque a dos vueltas del final Canapino rozó desde atrás al Renault de Lionel Pernía que también luchó por la punta y por el campeonato. Finalmente los comisarios no emitieron ninguna sanción y se corroboro lo que había pasado en pista.

Publicado

en

Canapino Súper TC 2.000 virtual

“Berni” Llaver fue el gran protagonista de una estupenda carrera virtual e incluso logró el mejor tiempo clasificatorio para compartir la primera fila de la largada con el novel Héctor Risso Patrón.

En la lucha por la vuelta más rápida, los cinco primeros pilotos terminaron encerrados en una décima de segundo y 22 máquinas dentro de medio segundo. En el último suspiro, Canapino logró meterse en el tercer lugar de la clasificación, mientras que Facundo Ardusso, el otro candidato al título, quedó retrasado al 12° puesto.

Pero lo de Ardusso terminó siendo peor, porque protagonizó el lamentable golpe de escena: en la largada desapareció de la conexión de internet, lo mismo que en San Juan cuando ganaba y vio esfumarse todas sus aspiraciones, como cuando los motores se rompe sin dar una vuelta en el automovilismo real.

“El internet me dijo basta, ya me había pasado una vez. Pero si hay un nuevo campeonato, cuenten conmigo, la pase muy bien”, sostuvo el piloto de Las Parejas.

Llaver y Canapino salieron inyectados en la succión, mientras Garriz se pegaba en la pared en un arranque accidentado, que también implicó a Fontana y Barrios.

En la cuarta vuelta, Pernía superó al Honda del “Colo” Rosso y en misma la vuelta a Risso Patrón para convertirse en el nuevo tercero.

En la sexta vuelta Pernía superó a los dos Chevrolet, primero por afuera a Canapino y por el medio a a Llaver, pero el liderazgo resultó fugaz porque en el curvón siguiente los Chevrolet actuaron en conjunto y en la succión dejaron “como parado” al Renault.

Casi al mismo tiempo, Muñoz Marsechi se estrellaba contra el muro en un accidente que también implicó a Caló.

En la novena vuelta, ya a esa altura en una prueba espectacular entre cuatro piloto, Rosso se le metió a Pernia y capturó el tercer lugar, pero en la undécima Pernía recuperó la posición.

Posner, Piñeiro y Girolami terminaron enredados en una misma maniobra, mientras Fernández se pegaba contra el muro en la vuelta 12.

En la vuelta 15, Pernía rompió  el trencito de los Chevrolet y se metió segundo, detrás de Llaver y delante de Canapino, que en la siguiente se movió y le cedió el tercer lugar a Rosso.

Segundos después, Pernía se convertía en el nuevo líder de la carrera, después de haber largado octavo, pero los cuatro autos seguían en una baldosa.

Vuelta 18: Los dos Chevrolet, en tándem y por afuera, recuperaron el 1-2, mientras Risso Patrón, caía diez lugares, aunque se mantenía 12° en su primera carrera de simuladores.

Vuelta 23: Pernía se metía otra vez como cuña, y rompía el binomio de Chevrolet para ser segundo.

Vuelta 24: Pernía volvía a ser líder, pero además Rosso se coló segundo por delante de Llaver y Canapino.

Vuelta 25: Llaver recuperaba el primer lugar, Pernía segundo y Canapino.

En la vuelta 28 Llaver ya era el piloto que más había liderado la prueba, en 24 de giros.

Vuelta 30: Rosso se rozó con Pernía, se pegó contra la pared y se despegó de la punta, aunque mantuvo el cuarto lugar.

Vuelta 31: Canapino se puso a la par de Llaver  para buscar la punta, pero Pernía se les metió otra vez en el medio y quedó segundo.

Vuelta 33, la de la gran polémica:  Canapino tocó a Pernía en el extremo izquierdo del paragolpe trasero, el Renault quedó atravesado en la pista, pegó con el paredón y después se fue a la leca, e igual retomó la pista en cuarto lugar.

Sin embargo, los comisarios decidieron no modificar el resultado en pista, Llaver terminó como inobjetable vencedor, Canapino segundo y campeón y Rosso tercero. Detrás de encolumnaron Pernía, Milla, Ciarrochi, Girolami, Fernández, Sapag y Romero en los 10 primeros lugares.

Además del segundo puesto de este domingo, Canapino había ganado en San Juan y había había logrado otros dos terceros puestos en las dos pruebas restantes.

El piloto de Arrecifes, en diálogo con Carburando, anuncio que donaba el premio del campeonato, un volante de competición virtual de última generación a Alfredo Ardusso, hermano su amigo Facundo, que había quedado al margen de la carrera por problemas con internet.