Contacta con Nosotros

Policiales

Crimen del Hipódromo: el lunes se entregaría presunto asesino de Iparraguirre

Lo haría acompañado de su abogado y declararía ante la jueza del caso. Sería sometido inmediatamente a una audiencia en la Oficina Judicial, en la que le pedirían desde la fiscalía la prisión preventiva. Actualmente Federico Rebolledo está prófugo, la policía no sabe dónde está. Le van a imputar el lunes cuando factiblemente se entregue el delito de homicidio agravado por haber sido cometido con un arma de fuego.

Publicado

en

A Rebolledo, un joven que tiene entre 20 y 30 años de edad le atribuyen el crimen de Marcelo Iparraguirre, un hombre que murió teniendo 56 años luego de recibir cuatro balazos en la zona torácica la tarde del dos de agosto en el Hipódromo, tras discutir acaloradamente presuntamente con Rebolledo por cuestiones que no están todavía del todo clarificadas.

La víctima se encontraba con el victimario casi con habitualidad cuando iba a atender los caballos que guardaban en una de las caballerizas que hay en ese lugar, en cuyo exterior justamente sucedió el homicidio.

Desde ese día y después que la jueza Ivana González firmara un pedido de captura en su contra a Rebolledo lo busca la policía. Ese mismo día le allanó la vivienda familiar y otros domicilios que solía frecuentar, pero no lo encontró: no pudo lograr su detención. Unos días después le secuestraron la camioneta al hallarla en una cochera situada enfrente de su casa y, curiosamente, en diagonal a una Comisaría. Allí, dicen, la había dejado escondido y hasta el momento las autoridades aseguran desconocer dónde se está ocultando Rebolledo.

Ahora, un abogado penalista al que contactó en las ultimas horas le confirmó a este diario que el lunes –muy posiblemente cerca del mediodía—se entregaría en el edificio de tribunales y que está decidido a declarar; a contar su verdad sobre cómo ocurrió el homicidio y cuál fue su verdadero desencadenante. Antes, su abogado quiere que lo revise un psiquiatra. Desde el cercano entorno del letrado sostienen que no va a dejar que se presente ante un juez si no cuenta con el certificado en el que figure en qué situación emocional y psiquiátrica se encuentra.

En la investigación del homicidio restaría ubicar el arma que utilizó, que sería un revolver calibre 32 del que la policía desconoce si lo anda trayendo con él o se descartó del mismo.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *