Contacta con Nosotros

País

La CGT, la CTA y otros espacios sindicales se movilizarán ante el aumento de los precios

Ante la suba de precios y a dos semanas de la asunción de Massa como ministro de Economía, sectores del sindicalismo marcharán el miércoles a las calles.

Publicado

en

A dos semanas de la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía, la CGT, la CTA y otros espacios sindicales se volcarán el miércoles a las calles por un aumento salarial y contra el aumento de inflación que registró niveles récords, al alcanzar un alza de 7,4% en julio.

La movilización será desde la Plaza de la República hacia el Congreso. La CGT convocó a los trabajadores a marchar a partir de las 15 y, en una publicación en redes, y demandó «desarrollo, producción, trabajo, diálogo y consenso».

En términos similares se expresó el titular de la Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado nacional por el Frente de Todos (FdT), Hugo Yasky, quien repudió a «los especuladores, a los grupos económicos concentrados y a los formadores de precios» y notificó que esa central obrera se movilizará el miércoles, indicó la agencia Télam.

El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, cotitular de la CGT y vicepresidente de la Federación Internacional del Transporte (ITF), Pablo Moyano, ratificó esta semana desde Roma, donde participó en un encuentro global de gremios del transporte, la movilización del 17 «en defensa de los salarios y los convenios colectivos de trabajo y para que los especuladores y los evasores se dejen de una vez por todas de joder».

«Es preciso que cese de inmediato la remarcación de los precios de los alimentos de los ciudadanos, por lo que la movilización del 17 será multitudinaria y con una clara consigna: basta del robo empresario del plato de comida de los argentinos», enfatizó Moyano.

El plenario de más de 80 secretarios generales del Fresimona, que conduce Moyano, había ratificado unos días antes esa movilización en el predio gremial del Sindicato de Empleados Textiles de la Industria y Afines (Setia), donde también participaron los gremios de la CFT y de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT).

En un documento se aseveró entonces que «la movilización repudiará el accionar de los empresarios formadores de precios, que provocan un elevado proceso inflacionario, atentatorio del bolsillo de los argentinos», al señalar que ese sector «está fuertemente acompañado por la derecha política y los medios que destruyeron a la Argentina».

La denominada «mesa chica» de la CGT también ratificó la marcha, más allá de la disidencia interna de algunos dirigentes, quienes habían planteado la necesidad de levantarla para «otorgarle oxígeno» al nuevo ministro de Economía, Sergio Massa, pero finalmente se impuso por mayoría la necesidad de realizarla ante «la crisis económico-social, el contexto general y las necesidades de los trabajadores y los vulnerables».

Carlos Acuña, cotitular de la CGT, jefe del gremio de playeros y estaciones de servicio y exdiputado bonaerense por el Frente Renovador (FR) -quien responde al gastronómico Luis Barrionuevo-, se había pronunciado por levantarla, pero no halló eco entre sus pares.

La movilización había sido aprobada el 21 de julio, en ocasión de sesionar el último consejo directivo de la central obrera y, de forma inmediata, se sumaron a la protesta la CTA de Yasky, la CFT de Sergio Palazzo, el Fresimona y otros movimientos sociales.

La CGT había fundamentado la convocatoria en la necesidad de exigir «urgentes respuestas» a la clase política ante la crisis y para denunciar maniobras especulativas.

«La CGT rechaza la especulación económica, exige soluciones claras y condena a los formadores de precios que agudizan el proceso inflacionario y la pobreza», dijo la central obrera.

Según todas las fuentes gremiales, la marcha será «multitudinaria» y, en el acto, «se leerá un documento de claro, fuerte y neto corte político» que condenará «la avaricia inconmensurable de los formadores de precios, que provoca la profundización del proceso inflacionario y los alarmantes índices de pobreza en los sectores más vulnerables».

«La decisión de volver a las calles será un mensaje a la clase política. La marcha no fue convocada ni a favor ni en contra del Gobierno sino para defender paritarias libres y trabajo digno. La CGT respaldará al presidente Alberto Fernández y a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner», afirmó hace algunos días Pablo Moyano a Télam.

El único sector que se diferenció de la CGT, la CTA y los otros espacios gremiales fue la Unión General de Asociaciones de Trabajadores del Transporte (Ugatt) que conduce el ferroviario Omar Maturano, que deliberó hace algunos días y decidió no sumarse a la marcha a la espera de que «se pongan en marcha las nuevas políticas».

Inflación

A nivel nacional, la inflación de julio fue de 7,4% y se convirtió en la más alta desde abril de 2002, indicó el jueves último el Indec.  

De esta forma, en los primeros siete meses del año, la suba en los precios fue de 46,2%, según el organismo. En la comparación interanual, la inflación minorista registró un incremento de 71%, agregó el organismo.

Asimismo, la cifra de julio representó el índice mensual más alto del año luego del 6,7% registrado en marzo y también el mayor desde 2002, cuando el país sufría el impacto de la ruptura de la convertibilidad.

Radio 3 | 25 de Mayo 740 CP9100 - +54 0280 4435221 - Trelew - Chubut - Patagonia Argentina - 2019©

Streaming | AM 780 LRF 210 | Radio 3 Trelew - AM 1200 LRF 203 | Radio 3 Andina - FM 104.1 LRF 429 | FM del Bosque

Copyright © 2019. Todos los derechos reservados