Contacta con Nosotros

Policiales

Ladrón armado asalta adentro de mercado a preventista que quiso escapársele; ahí lo hirió y le robó

Le dio en la cabeza con la culata de un revolver, lo lastimó, le sacó hasta las llaves del auto y se fue del lugar junto a un cómplice que le hizo de campana. El violento atraco ocurrió en un almacén del barrio Abel Amaya, en la zona oeste de Trelew. Una niña que estaba comprando y la dueña del comercio fueron testigos involuntarios del hecho. La victima tuvo que ser atendida en el hospital.

Publicado

en

Fue en medio de una sucesión de robos que viene habiendo en distintos sectores de la ciudad y que la policía pretende ocultar. Este feroz episodio ocurrió la calle Gan Gan y Rawson; en un mercado llamado “Amaya” al que ya han asaltado, al igual que otro negocio que está situado a dos cuadras de ahí.

“Quiso zafar del asalto, pero no pudo”

“Justo estaba atendiendo y cuando giré para buscar algo sentí la explosión de la puerta porque el chico entró como queriendo zafar del ladrón y a la puerta al dar contra la heladera se le rompieron los vidrios”, relató la propietaria del mercado Amaya que fue testigo del atraco. “Él cayó y ahí el ladrón lo agarró, lo golpeó y le sacó la billetera, unas llaves y la mochila”, agregó la mujer al hablar ayer con este diario.

—¿Acá adentro lo asaltó? Se le preguntó. “Sí, porque se ve que lo estaba esperando afuera y el chico para zafar (volvió sobre sus pasos) y entró de nuevo al local (…) Justo había una nena que estaba comprando. Yo salí por la puerta trasera para llamar a la policía”, señaló.

La comerciante contó a Radio 3 AM 780 que el asaltante golpeó a la victima en la cabeza con el arma que andaba trayendo.  “Le lastimó el cuero cabelludo cuando le dio un culatazo y el muchacho además se lastimó con el vidrio de la puerta cuando se rompió”, acotó.

La mujer aseguró que el ladrón es un individuo “conocido” en el barrio, que momentos antes había estado en el negocio preguntando por la recarga de tarjetas SUBE y que también se lo había visto merodeando por las inmediaciones durante la mañana. Algunos vecinos dijeron que lo notaron aparentemente drogado y que viviría en otro barrio.

–¿A ustedes ya los han asaltado acá no? Se le preguntó a la almacenera. “Sí, pero no estaba yo. Estaba mi hija y un amigo de ella. No fue violento porque ellos los vieron entrar, se encerraron en el baño y cuando salieron ya se habían ido… (llevándose la plata de la caja registradora”, contó.

El testimonio de la victima

El joven preventista que fue víctima del violento robo también habló con Radio 3 AM 780 y dio su versión de lo ocurrido. Aseguró que era la primera vez que lo asaltaban y cree que en realidad fueron dos los que participaron del atraco; uno que lo atacó y le robó, y otro que le hizo de campana. Que fue cómplice del asaltante.

“Estaba adentro levantando un pedido, entró un muchacho, preguntó por algo, yo no le presté atención porque estaba haciendo mis cosas; se fue y cuando salí (del negocio) me interceptó antes de llegar al auto”, relató Joaquín.  

“Me apuntó con un arma, me dijo que le diera la mochila, las llaves del coche; y entonces yo me volví a meter al negocio y le cerré la puerta en la cara. Como el lugar tiene puerta de vidrio él vino corriendo, se la llevó por delante y la rompió: volaron los vidrios, me corté la mano y me caí”, detalló.

“Se me cayó la mochila, la billetera y las llaves del auto y cuando me quise parar me dio con la culata de la pistola en la cabeza y se llevó todas mis cosas”, agregó.

“A pesar que me robó las llaves del auto no se lo llevó, salió corriendo. Quizás porque la dueña del negocio salió gritando junto a sus padres: eso lo debe haber asustado”, presumió el preventista.

Finalmente, confirmó que a él lo trasladaron al hospital, que allí le hicieron unos puntos de sutura en las heridas que sufrió en la cabeza y que estaba bien. Lo que más lamentaba era que le llevaron la billetera con toda su documentación, además de las llaves del coche.  

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *