Contacta con Nosotros

Policiales

¿Secuestro o apriete narco?

A un joven se lo llevaron por la fuerza en un auto tras interceptarlo cerca de su domicilio, en una calle del barrio Presidente Perón de Trelew y después que lo tuvieran retenido por algunas horas apareció en la casa de su padre en Rawson. Los familiares admiten que el muchacho tiene problemas con las drogas y en su Facebook la policía descubrió una advertencia, en la que unos conocidos suyos le pedían que pagara lo que debía porque si no irían a cobrarle.

Publicado

en

El hecho, al que la presunta victima no quiso denunciar, porque conocería a sus supuestos secuestradores, ocurrió cerca de la medianoche de este martes y tuvo en vilo a las autoridades policiales locales y a la familia del joven hasta bien entrada la madrugada del miércoles.

El muchacho, que tiene 19 años, vive en la calle Fortín Mercedes en la zona noreste de Trelew y su hermana fue quien se presentó en la Comisaría Segunda a realizar la denuncia. La chica manifestó a la policía que cinco sujetos a bordo de un Fiat Uno rojo habían aparecido en su domicilio buscándolo y que al no encontrarlo porque no estaba se fueron.

El chico aparentemente iba llegando a su vivienda cuando se los encontró y ahí –de acuerdo a lo que habría visto un vecino—lo subieron por la fuerza al coche y se lo llevaron.

¿Qué pasó en esas horas que estuvo cautivo? Solo él lo sabe y por lo que dijeron los investigadores del confuso caso, no quiere contarlo, se mostraría reticente y tampoco querría denunciar a sus presuntos secuestradores.  

Paralelamente, la policía indagando en su Facebook encontró una especie de advertencia en la que unos conocidos suyos que viven en Rawson le anticipaban que se acercarían a su domicilio a cobrarle una deuda que tenía con ellos. Ahí también las autoridades supieron que el joven sería adicto a las drogas.

Así las cosas, son muchas las presunciones que llevan el caso para el lado narco y hacia la hipótesis de que el joven conoce a quienes lo tuvieron retenido entre la noche del martes y la madrugada del miercoles en algún domicilio de Rawson, en donde también vive su padre: lugar hacia el que se dirigió y en donde la policía lo ubico tras ser liberado por sus captores.