Contacta con Nosotros

Chubut

Duros cruces y graves acusaciones en la Legislatura en torno al nuevo Código de Convivencia

La diputada del PJ-FPV, Gabriela Dufour, severamente descalificada por sus pares en la sesión de este jueves, aseguró que el cambio de nombre no cambió el espíritu de la norma y por el contrario, reprochó que conserva visos de la dictadura militar, no responde a intereses colectivos e incluso se contrapone con el Código Penal. «La Legislatura dio un mal mensaje», sostuvo. Por su parte, el radical de Cambiemos, Manuel Pagliaroni, dijo que Dufour trató de defender lo indefendible y que una de los sectores que se oponía al código es el Partido por Trelew, que contiene a la concejal electa, Mariela Torres Flores, a quien acusó de participar en el incendio de la Legislatura. Incluso pidió a las autoridades de la Cámara que la edil sea denunciada junto a otras personas identificadas. «No debería asumir su banca en el Concejo», aseveró.

Publicado

en

Cruces y acusaciones Código de Convivencia

La Legislatura de Chubut sancionó este jueves el nuevo Código de Convivencia, nombre instaurado por una propuesta del presidente a cargo, José María Grazzini, en una sesión cargada por un fuerte debate  que se centralizó la impulsora del Código Contravencial, la legisladora del Frente de Agrupaciones, Florencia Papaiani, y su par del PJ-FpV, Gabriela Dufour.

«Quiero marcar mi oposición al nombre. No porque le hayamos cambiado el nombre a un Código Contravencional, le cambiás el espíritu, por eso lo voté en contra. Es como simular, no sirve», rechazó Dufour.

«Lo que más me pareció inconveniente en esto es que muchos movimientos sociales estaban pidiendo desde el año pasado la discusión del contenido y como legisladora siento que tenía que representarlos; no yo, el Colegio de Abogados de Puerto Madryn, el Foro de Participación Ciudadana, Puerta Violeta, que representan a colectivos, a veces no tan mayoritarios, pero que tenían observaciones para hacer al Código, lamentablemente nunca se los invitó y este era el momento de marcar esas diferencias», sostuvo.

«Igual pareciera que uno no trabaja, se vio muy claro en la cámara que como no tenían respuestas a mis planteos, la descalificación pasaba por lo personal. Yo me tomé el trabajo de hacer las consultas con los expertos. Le mandé el Código a Pérez Galimberti, él me mandó una devolución del titular de la Asociación de Pensamiento Penal, que es un experto en códigos de Convivencia y quien dijo que esto es un Mini Código Penal», remarcó la diputada.

«Incluso ese experto también hizo una propuesta que hubiera sido interesante que esta comisión la considerara, que es que los códigos de Convivencia debieran estar circunscriptos a las relaciones entre vecinos, sobre todo para terminar con algunas conflictividades. Entonces no habría más de 10, 12 figuras incluidas, y no 200 artículos que incluso contradicen al Código Penal», fundamentó.

«Tampoco creo que las multas sean una solución, las multas no corrigen conductas, lo que hay que hacer es trabajar mucho en términos educativos, y ahí el Código no tiene ninguna propuesta», cuestionó Dufour.

«He tomado ejemplos de los países escandinavos, que tienen sanciones educativas, la obligatoriedad de participar de cursos que sean de tipo correctivos, por eso no creo en las penas de arresto para este tipo de contravenciones y en las sanciones punitivas», justificó.

«Es un día triste, porque sin dudas había que modificar el Código, incorporar nuevos comportamientos sociales, pero en los últimos 15 años en el Código Penal se incorporaron nuevos delitos que acá se vuelven a considerar y con esto hay una superposición, y realmente tenemos que analizar qué nos pasa a la sociedad que tenemos que imponer este tipo de penas. Hay un grado de intolerancia que lamentablemente también se notó en la cámara, cuando alguien expresa una opinión en contrario, hubo gritos y querer callar mi opinión. No lo tomo en términos personales, simplemente defender y estar convencida por lo que hay que luchar», enfatizó.

La diputada incluso recalcó que la nueva norma tenía reminiscencias de la dictadura militar: «los edictos se originan en esa época y luego los códigos contravencionales fueron convertidos en la democracia, pero siempre siguiendo el espíritu de ese castigo, de darle poder a las policías», recalcó.

«En Chubut para mí la Legislatura dio un mensaje malo, estamos viendo que ante situaciones de crisis el Gobierno utiliza la represión, y hoy le estamos dando un mensaje a la sociedad que desde esta Legislatura se avalan las represiones», reprendió Dufour.

«Por eso quería dejar en claro que no creo en eso, creo en el diálogo y en la convivencia real, en que hay que mediar. La Dirección de Mediación del Poder Judicial es el mecanismo ideal, había que buscar mecanismos de diálogo y no represores», sentenció.

DOS AÑOS DE TRABAJO

Por su parte, la diputada Florencia Papaiani impulsora del Código indicó que los 248 artículos fueron trabajados durante dos años con muchas organizaciones y en comisiones que la diputada Dufour ha participado: “se hicieron cientos de reuniones y no debió traer a último momento las modificaciones de organizaciones amigas, debieron participar y aportar sus ideas”.

Papaiani que coincidió con el planteo de Touriñan expresó que es hora de tener normas de convivencia “porque hay contraventores que no pueden estar alojados en comisarías”.

Agradeció al doctor Pfeger, a Marcelo Guinle a la Defensa Pública, a la Jefatura de Policía que colaboraron mucho y recordó que Dufour tuvo mucho tiempo para trabajarlo y no lo hizo», replicó Papaiani.

DEFENDER LO INDEFENDIBLE

«Consideramos que había que readecuar un código que ya tenía varias décadas, incluso la propuesta del diputado Grazzini de modificarle el nombre y que sea un Código de Convivencia, me pareció lo más acertado porque de hecho, todos quienes hemos hablado a favor de este proyecto, creemos que es una forma de regular las relaciones vecinales, entre ciudadanos, por faltas menores, que no representan un delito, pero que afectan la convivencia, como por ejemplo portar un cuchillo o un arma de fuego en un espacio público, como sucedió hace poco tiempo en una cancha de fútbol que incluso le costó la vida a una persona. Pero el sólo hecho de portar un arma es una contravención y que en este nuevo código tiene establecido sanciones», analizó por su parte el diputado radical de Cambiemos, Manuel Pagliaroni.

«Pero además se proponen otras cuestiones, como otro tipo de sanciones previas al arresto, como el trabajo comunitario.  También están previstas las multas y las excepciones para las mismas cuando una persona no pudiera cumplir con el trabajo comunitario porque afectaría su trabajo diario y representarían inconvenientes económicos para su familia. Esto es un avance sustancial», ponderó Pagliaroni.

«Parecía que lo de Dufour era un alegato a favor de la comisión de faltas, agresiones y de disturbios, pero claramente la votación acompañó el proyecto», criticó más adelante.

Pagliaroni relacionó las objeciones con la concejal electa del Partido por Trelew, Mariela Flores Torres, a quien propuso denunciar por el incendio a la Legislatura.

«Ella encabezó en la lista el abogado Eduardo Hualpa, con quien tengo un enorme respeto porque además la vida nos ha cruzado de manera permanente hace 35 años», aclaró.

«Pero más  allá de su rol de militante político y social respetable, y un profesional respetable, llevó en su lista a una concejal hoy electa que fue parte de los disturbios y de quienes prendieron fuego este edificio», enrostró.

«Y cuando ellos hacen objeciones a este Código Contravencional que precisamente sanciona ese tipo de acciones, defienden algo indefendible y la diputada Dufour claramente se identifica con esta defensa», insistió.

Incluso Pagliaroni mocionó sobre el final de la sesión para que las autoridades de la Legislatura formalicen la denuncia contra las personas identificadas en el incendio del edificio.

“Es un delito de una persona que ha sido electa para representar a la ciudadanía, es una contradicción absoluta. Y yo he escuchado al doctor Hualpa minimizar la responsabilidad de su espacio político y de la propia concejal. Nos parece un desatino», consideró Pagliaroni.

Y fue más allá al aseverar: «Creo que no debería asumir la banca, no estoy hablando del espacio político porque ese partido ha conseguido la banca, estoy hablando de la concejal en particular».

Fotos: Prensa Legislatura del Chubut.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *