Contacta con Nosotros

País

El Gobierno define un plan de «moratoria integral» y analiza asistencia a sectores críticos

Publicado

en

El Gobierno nacional define un plan de «moratoria integral» que permita tanto a pequeñas y grandes empresas empezar a producir y resguardar el empleo en la pospandemia y analiza la implementación de herramientas flexibles para atender sectores críticos y heterogéneos afectados por la pandemia como el turismo, el entretenimiento y las industria culturales.

Fuentes oficiales informaron que ese fue parte del temario que se analizó en la reunión de gabinete económico que encabezó el presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, en la que se hizo un seguimiento de las medidas tomadas para mitigar los efectos de la pandemia.

En la primera jornada de incremento de las restricciones del aislamiento social en el área metropolitana, el Presidente recibió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Trabajo, Claudio Moroni; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

También asistieron a Olivos la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, y los titulares del Banco Central, Miguel Pesce, y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont.

Los voceros del encuentro consultados tras la reunión explicaron que se analizó con el Presidente el plan de moratoria integral de la AFIP, diseñado con «el objetivo de que las empresas de todos los los tamaños puedan empezar a producir, cuidando el empleo».

El proyecto que el Poder Ejecutivo enviará en breve al Congreso para su tratamiento se delineó entendiendo las consecuencias de la pandemia en la actividad económica, para lo cual «esta herramienta es fundamental para que las empresas y los comerciantes puedan continuar su producción», resaltaron las fuentes.

El trabajo del gabinete económico en una moratoria general sigue la línea que planteó el Presidente a mediados de junio, cuando anticipó que el Gobierno evalúa lanzar una moratoria impositiva «para todo el mundo», una vez que se levante la cuarentena para enfrentar el avance del coronavirus.

En la reunión, se abordaron particularmente los datos de varios sectores críticos que ven su nivel de actividad muy afectado por la vigencia del aislamiento social, tales como el sector turístico, las actividades de entretenimiento y una amplia variedad de industrias culturales.

Al respecto, las fuentes oficiales aseguraron que «se comenzaron a definir herramientas flexibles que permitan atender las heterogeneidades que se presentan según el sector, el tamaño de la empresa, como la actividad específica» asistencia que no puede concretarse aún a través de los programas vigentes.

El gabinete económico también evaluó con el mandatario la inscripción para la tercera etapa del programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), y para lo cual ya se registraron unas 240 mil empresas anotadas.

Ese universo representa un total de 2,3 millones de trabajadores, aunque las solicitudes están sujetas a la aprobación de los criterios sectoriales y de facturación.

El gobierno ya había comunicado que las pymes o grandes firmas que deseen obtener el beneficio del salario complementario tienen tiempo para inscribirse en la AFIP hasta este viernes 3 de julio, pero anticipó que se restringirá la ayuda para sueldos altos y en las zonas que transiten una nueva normalidad para concentrar el esfuerzo en las zonas con actividades más restringidas.