Contacta con Nosotros

Chubut

«El propio municipio ignora a los sectores más vulnerables»

Lo aseveró la representante de los trabajadores del Servicio de Protección de Derechos de Rawson, Pamela Gan Gan, en medio de las medidas de fuerza que compartieron con personal de la Casa de Acción Familiar Ruca Cumelén por la falta del pago de salarios de junio y julio y de los aumentos de los últimos cuatro meses. «No estamos en el radar del municipio», criticó por su parte el delegado de ATE.

Publicado

en

Rawson sectores vulnerables

«No estamos haciendo ningún tipo de intervención con el servicio, los niños están adentro. Sabemos que se ha dicho que no dejamos funcionar al establecimiento, pero sólo estamos en la calle pacíficamente, reclamando y pidiendo que alguien del municipio se acerque a dar algún tipo de respuestas porque los compañeros están en una situación crítica; familias que sostener, cuentas y alquileres que pagar, se hacen imposible poder subsistir», explicó Gan Gan.

«Acá en el Ruca Cumelén se han hecho ventas de bandejas dulces, tortas fritas y se han juntado alimentos para ayudar a los compañeros», ilustró la vocera de los trabajadores.

«En los otros sectores la mayoría tiene dos trabajos porque los sueldos que paga el municipio en estos lugares es muy poco, y ese es otro de los reclamos. Tuvimos falta de insumos para la atención de los abuelos y más allá de la precarización de los compañeros, el mismo municipio ignora a estos sectores tan vulnerables para la sociedad: trabajamos con niños, abuelos, familias, el Servicio de Protección que se encarga de las vinculaciones, hace semanas que están con retención de servicios; son los que salen a terreno, los que ponen la cara, sin seguro, precarizados.

«Indigna la falta de compromiso con la sociedad», remarcó Gan Gan.

«Hay gente que nos apunta; que no pensamos, que hacemos abandono de persona, pero es responsabilidad de cada director garantizar el servicio, y nosotros como trabajadores tenemos todo el derecho de hacer un paro, o una retención», consideró.

«Y más allá de poner las ganas, el amor, del día a día, nosotros no vivimos con eso, de las ganas y el amor, vivimos de un sueldo que hace dos meses les falta a los compañeros, no tenemos otra opción», recalcó.

«Porqué la gente no sale a exigirles a la secretaría de Familia y a cada uno de los funcionarios que hacen mal su trabajo. Rawson está viviendo una realidad crítica, y hay que hacer responsables a los que verdaderamente lo son», sostuvo Gan Gan.

«NO SOMOS PRIORIDAD»

«Agradecemos a los vecinos de Rawson porque gracias a sus donaciones nos estamos manteniendo a flote. Les pedimos disculpas a los familiares por la situación, por no brindar el servicio como corresponde. Hace 12 años que las Casas Tuteladas están en funcionamiento y es la primera vez que hacemos un paro, hay compañeros que están de paro, pero hacen guardias mínimas», señaló Gustavo, delegado de ATE.

«Nosotros cuidamos a la gente con el corazón, día a día, hace dos meses que no cobramos, pero sin embargo vamos a trabajar sin falta. Los queremos, compartimos muchas cosas, pero no nos cuidan a nosotros los trabajadores, hay compañeros a los que cortaron la luz, otros que sacaron vacaciones obligadas para trabajar en otros lados», lamentó.

«Ni siquiera podemos parar porque lo primero que dirían es que abandonamos a las personas, aunque en realidad nos abandonaron a nosotros. Estamos peleando por los compañeros que cobran entre 4.500 y 10.000 pesos, somos 34 personas. Son montos que el municipio podría tranquilamente podría pagar, pero sin embargo no somos prioridad, estamos fuera del radar«, reprochó.

«Cobramos siempre entre el 15 y 20 de cada vez mes, después de todas las categorías. Fijate que no terminaron de pagar y ya están hablando de pagar otras cosas, pero no se habla de los contratos de locación y la gente con reconocimiento de servicios, claro que estos últimos son gente que cobran en negro, trabajan un mes y le dan en cheque, o ayuda como dicen», argumentó.

«Ni hablar de los aprietes por no presentarnos, que nos van a sacar los contratos, nos quieren meter miedo, aunque en realidad ya vamos hacia el tercer mes», insistió el delegado de ATE.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *