Contacta con Nosotros

Chubut

Correa justificó sus inversiones: “la plata me la daba Das Neves”

El principal imputado de la causa Embrujo declaró este jueves que el fallecido gobernador lo ayudó a adquirir las propiedades de Playa Unión y encarar las construcciones. “Yo iba a pagar a VS Materiales, pero la plata me la daba Das Neves”, aseguró. Respecto de las empresas, sostuvo que le pidió a Daniela Souza que fuera la apoderada de Dual Core y Sepat, y que incluyó a Natalia Mc Leod, su novia, pero que no estaba convencida de participar por su trabajo en el Poder Judicial. Sobre Diego Luthers, dijo que le pedía ayuda para ciertos trámites porque él no tenía tiempo por su trabajo. En relación al proyecto de los consultorios médicos, aseveró que sólo consiguió el terreno y el arquitecto y que el médico Sergio Blasco y el contador Federico Gatica comandaron la obra.

Publicado

en

Correa con plata de Das Neves

«Era una persona de suma confianza de Mario Das Neves. Yo manejaba todos sus temas, hasta los personales. El me triplicaba el sueldo que yo ganaba como empleado público”, indicó Correa en el comienzo de su declaración en el marco de la causa Embrujo.

“En 2013 me compré la Hyndai Tucson, vendí una VW, como no tenía casa en Chubut, una vez hablando con Das Neves, le conté que tenía un amigo que tenía unos terrenos y que iba a hacer un emprendimiento, y me ofreció el dinero”, relató.

“La plata me la daba Das Neves, el proyecto de los dúplex de la playa también lo hablé con él, y también me dio la plata. Le compré el terreno a Roberto Ríos y avancé en la construcción con el arquitecto Godoy”, sostuvo.

“Yo tenía charlas con Daniela Souza para hacer un emprendimiento, y apareció Dual Core en 2013. Ingresó Natalia, es cierto, se lo pedí yo, nunca surgió de ella. Daniela era la socia de Dual Core, la que llevaba toda la parte administrativa”, dijo sobre la creación de una de las empresas.

“Como yo tuve que volver a trabajar a la gestión, no podía formar parte de la empresa. Y cuando debía volver a Buenos Aires para reincorporarme a la Aduana, Das Neves me ayudó con la documentación”, insistió el sindicado como el jefe de una asociación ilícita.

“Yo aparezco en VS pagando la obra del quincho de Das Neves y la casa de la playa, pero la plata me la daba Das Neves”, reiteró Correa.

“En 2015 aparece la posibilidad de comprarme un terreno en Trelew y lo hice como una inversión, lo mismo que el lote de Lago Puelo”, expuso.

“El me dio euros, pero nunca pude cambiarlos. Sólo los use cuando fui a Europa y fue los que encontraron en la parte de atrás de la camioneta, no en la rueda auxilio como se dijo en su momento”, rechazó el imputado.

Sobre el quincho de la familia Das Neves, sobre la calle Condarco, contó que era un terreno del padre y formaba parte de la sucesión familiar.

“En ese tiempo no era funcionario, participaba y cuando volví a la función pública, la empresa siguió”, agregó.

“Tato Ramón fue contratado en 2017 para determinadas obras, aunque él tenía otras obras particulares”, dijo sobre otro de los imputados.

“Nunca pensé que iba a Das Neves iba a volver a ser Gobernador, por eso me dediqué a la parte privada. Cuando me ofrecieron volver, dije que no, Natalia no quería, pero me insistieron y volví”, señaló sobre su vuelta a la gestión pública.

“Me ofrecieron la empresa Cepat y se lo propuse a Giuliana (Mc Leod) –por entonces su cuñada- para que volviera y manejara la administración”, admitió Correa.

“Cuando volví al gobierno, mi actividad era ser la mano derecha de Das Neves, trabajaba todo el día y todos los días. Teníamos un equipo y estaba Diego Luthers, y es cierto que yo le pedía que hiciera cosas particulares porque yo no tenía tiempo por mis obligaciones laborales”, justificó.

Respecto de los consultorios médicos de Meseta Consulting, aseguró que tampoco fue su inversión: “yo tenía muchos contactos con gente de la Provincia porque él que quería hablar con Das Neves. Lo conocí a Juan Blasco, quien fue el que trajo el proyecto, él quería ver si podíamos alquilar una casa en Rawson, a mí me habían ofrecido un terreno bastante económico, y hacer un consultorio iba a ser rápido”.

“Blasco me lo presentó al contador (Federico) Gatica como uno de los inversores, cuando averiguamos los del alquiler y el terreno, ellos me piden un arquitecto para que se encargue lo de la obra. Tenían futuros inversores y el equipamiento, yo consigo el terreno, pero pude hacer los trámites yo, por eso se lo pedí a Luthers porque yo tenía que estar con Das Neves; todos saben que el Gobernador estaba a la mañana en Gan Gan, a la tarde en Comodoro, y a la noche viajaba a Buenos Aires”, argumentó.

“Blasco decidió que el proyecto fuera una clínica, mi única participación fue conseguirle el terreno porque me lo habían ofrecido, al arquitecto lo conseguí yo. El proyecto avanzó, pero al tiempo se paró por un problema con un vecino”, reveló.

“Llegando febrero de 2018 mi situación no era buena, ya me iba, hablé con Gatica y le dije que a mí se me hacía difícil seguir y que él tomara la decisión de quienes iban a seguir la obra. Yo después no tuve más contacto”, se desligó.

“Yo no invertí dinero de mi patrimonio personal en el proyecto de los consultorios”, recalcó Correa.

Respecto de la sociedad para la firma Dual Core, Correa explicó que «con (Daniela) Souza fue una charla para hacer un emprendimiento porque nos conocíamos. En un momento pensé en integrar la sociedad, pero como tenía que volver a Buenos Aires, aunque no sabía cuándo, decidí no estar. Después ingresó Natalia (Mc Leod), pero no participó en nada».

 “En 2015 cuando Das Neves vuelve a ser Gobernador, la obra de los dúplex de la playa y la casa ya estaba terminada en gran parte, no puedo decir en qué porcentaje, pero faltaban la pintura, el paredón y la pileta, todas terminaciones. Yo había avanzado bastante”, puntualizó ante otra pregunta de su abogado defensor, Fabián Gabalachis.

«NO VIAJE NI A ECUADOR, COLOMBIA NI ESTADOS UNIDOS»

Por su parte, Natalia Mc Leod dijo que sólo prestó la firma y que evitaba formar parte de la sociedad en las empresas Dual Core y Cenpat por su trabajo en la Justicia, su tío Sandro Figueroa desconoció como era el manejo que ejercían Diego Correa y Diego Luthers.

También declararon Giuliana Mc Leod y Darío Correa, hermano del principal imputado. Todos se centraron en sus situaciones procesales.

«He ido en alguna oportunidad a la casa de Playa Unión, me he juntado con un carpintero para diseñar unos placares y bajo mesada, pero la verdad que mi casa es la que vivo en Trelew», señaló.

«Con Diego no teníamos una relación normal, con poca comunicación porque él trabajaba todo el día como secretario del Gobernador, ni siquiera sabía cuánto ganaba él», aseguró.

«Le dije a Diego que le daba mi firma pero que no queria tener problemas porque ya tenía mi trabajo en la justicia», declaró.

«No fui a Estados Unidos, es mentira porque no tengo visa, nunca la saqué. El informe de migraciones es erróneo. Yo no conozco Ecuador, tampoco Colombia. En esa planilla dice que el 3 de marzo de 2018 estaba en Ecuador, y ese día estaba acá», rechazó Mc Leod.

«Como saben, soy el tío de Natalia Mc Leod, a través de ella conozco a Diego Correa, a mediados de 2014 me quedé sin trabajo, a fines de ese Diego me propone ingresar a la empresa porque como Natalia estaba en el Poder Judicial, estar en Dual Core era incompatible con su función», contó por su parte Sandro Figueroa.

«Por lo que tenía entendido el grupo inversor de los consultorios eran el contador Gatica y el doctor Blasco, se hablaba de otros inversores», reveló después sobre su responsabilidad en unas principales obras.

«No nos sorprende las declaraciones, el imputado tampoco está obligado a decir la verdad», aclaró el fiscal Alex Williams.

«Me atrevo a decir que son maniobras burdas que afectan la inteligencia de quienes participamos en el debate», criticó el fiscal.

«Todo lo que se dijo se contrapone con la prueba», remarcó.

“ME DESTRUYERON 17 AÑOS DE CARRERA Y POSIBLEMENTE A MI FAMILIA”

Así cerró su declaración el contador Federico Gatica, al justificar porque borró sus mensajes de WhatsApp al momento en que iba a ser detenido.

“Mi detención fue promocionada por los medios como si fuera una nota de Caras o Gente”, reprochó.

Dijo que conoció a Diego Correa desde que el fallecido gobernador Mario Das Neves lo convocó a su despacho para que sea síndico en la empresa Transpa.

Sostuvo que no necesitaba lavar dinero cuando tenía un estudio contable de 16 años, en sociedad con el contador Mario Glades, que era uno de los principales de la provincia y el único bajo normas internacionales.

Respecto de sus vínculos con las empresas de Diego Correa, dijo que con Sepat el asesoramiento era impositivo y con Dual Core se relación por el proyecto de los consultorios privados.

«Yo no sabía que (Sandro) Figueroa ocupaba una oficina del Gobierno. Yo estaba realizando un emprendimiento privado con inversión mía», justificó sobre la relación con otros imputados.

«En 2017 tuve utilidades limpias por más de cuatro millones de pesos. Tenía dinero. Si hubiera querido lavar plata ponía a un alambrador de Gastre, no me ponía yo como dueño de las acciones», sostuvo.

“A los fiscales les importó poco la salud de mi hijo, me arruinaron 17 años de carrera y posiblemente también a mi familia”, les enrostró.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *