Contacta con Nosotros

Policiales

Esquel: Se discute en juicio una presunta tentativa de homicidio

La interpretación de lo sucedido fue muy discutida por la Fiscalía y la Defensa desde la audiencia de apertura de la investigación. La diferencia de criterio vuelve a plasmarse ahora en el debate. La prueba deberá evidenciar ante el Tribunal Colegiado, si el accionar de los acusados estuvo justificado por la legítima defensa o no.

Publicado

en

Fernanda Révori preside el tribunal integrado con los jueces Hernán Dal Verme y José Luis Ennis. El fiscal Fidel González habló de la existencia de un problema de larga data entre Leonardo González y la víctima. Vecinos entre sí en el Barrio Ceferino de Esquel. El 8 de octubre de 2017, aproximadamente a las 2:30 hs., la víctima llegó al barrio en su vehículo, estacionando en proximidades de la casa de González. Este último estaba acompañado por Diego Urrutia. Se inició una discusión entre los tres, en la que se gritaron, insultaron y amenazaron mutuamente. El damnificado estaba acompañado por su hijo de 12 años y para evitar problemas se dirigió rápidamente hacia su vivienda, seguido por Urrutia y González, quienes continuaban insultándolo y provocándolo hasta que llegó la policía.

Con posterioridad, los imputados habrían utilizado elementos contundentes para dañar todos los vidrios del vehículo del damnificado. El defensor Horacio Hernández sostiene que no hay ninguna prueba de que sus defendidos fueron los responsables de este hecho.

A las 4 hs. sucedió el episodio más violento. La defensa plantea que el damnificado atacó con una escopeta tipo tumbera a los acusados, lesionando a la hermana de uno de ellos y por esa causa actuaron en defensa propia. El fiscal entendió que el modo en que los hechos se desencadenaron necesita debatirse para echar luz sobre lo ocurrido y dirimir las responsabilidades. La acusación indica que González y Urrutia, ambos con cuchillos en mano, acorralaron y arremetieron violentamente contra la víctima, quién esquivaba los puntazos y se defendía con el caño del arma de fabricación casera. Al esquivar un puntazo arrojado por González, Urrutia aprovechó por el otro lado y lo apuñaló en el tórax provocándole la perforación del pulmón por lo que debió ser intervenido quirúrgicamente.

Se prevé que el debate se desarrolle en cinco jornadas, aunque podría haber convenciones probatorias que reduzcan significativamente el número de testigos.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *