Contacta con Nosotros

Mundo

Japón supera los 5.000 infectados y Tokio registra nuevo récord diario

Pese al estado de alerta, la cifra de los infectados sigue subiendo mientras se espera las medidas concretas que se aplicarán en la capital.

Publicado

en

Japón alcanzó hoy la cifra de 5.000 casos de coronavirus y la capital registró un récord diario de infectados, por segundo consecutivo, mientras se está a la espera de las medidas concretas que se aplicarán en Tokio para cumplir con la alerta sanitaria anunciada este martes.

El último recuento del Ministerio de Salud nipón indicó que en todo Japón hay 5.002 contagiados, sin incluir 715 infectados a bordo de un crucero que amarró a comienzos de febrero en el puerto de Yokohama.

En total, hasta hoy la pandemia causó 116 muertos, incluyendo 11 pasajeros de ese crucero, el Diamond Princess.

Sólo en Tokio, los infectados llegan a 1.338, de acuerdo con estos datos, registrados hasta este mediodía y que, al menos en el caso de la capital, toma en cuenta los infectados al cierre del miércoles.

Sin embargo, las autoridades de la capital informaron a la cadena pública NHK que un dato más actualizado da cuenta que este jueves se alcanzó un nuevo récord diario de infectados, 181, frente a los 144 registrados el miércoles, el anterior récord, informó la agencia de noticias EFE.

La progresión de los contagios ocurre dos días después de que el gobierno de Shinzo Abe anunciara, el martes pasado, que el país ingresaba en alerta sanitaria, llamada aquí estado de emergencia, por un período que se extenderá hasta el 6 de mayo próximo.

El alcance de la medida, dictada por el gobierno nacional, queda sujeta a definición de las autoridades de cada prefectura, que tienen la potestad de definir cuáles son los sitios y actividades que quedarán cerrados.

En el caso de Tokio, se espera que la gobernadora Yuriko Koike anuncie las restricciones mañana viernes.

Aun así, ya desde el miércoles se notaban en la capital japonesa muchos establecimientos comerciales cerrados, a la vez de una reducción en el número de gente presente en las calles.

Según dijo Shinzo Abe, la idea es que con la alerta sanitaria se reduzca entre el 70 y el 80 % del contacto de persona a persona, por lo que pidió a los japoneses no salir de la casa si no es preciso, así como evitar los lugares cerrados sin ventilación y los sitios con grandes aglomeraciones.