Contacta con Nosotros

País

Ley de Alquileres, de Góndolas y otras, fueron aprobadas en Diputados

En la última sesión del año de la actual Cámara de Diputados de la Nación, se dio media sanción a la Ley de Alquileres, de Góndolas, proyecto para reequipar a las FFAA y sobre paridad de género en el área científica. También convirtieron en Ley un proyecto sobre Talles, para mitigar los efectos del cambio climático y de cupo femenino en recitales.

Publicado

en

Ley de Alquileres, de Góndolas y otros, fueron aprobadas en Diputados

En la última sesión del período ordinario de la Cámara de Diputados de la Nación, con la actual conformación, se aprobaron varios proyectos de ley en una sesión que se extendió por más de 10 horas y donde se debatieron varios temas.

Ley de Alquileres

Éste proyecto se aprobó por 191 votos a favor y con 24 abstenciones. La modificación a la Ley de Alquileres fue enviada al Senado y contempla la extensión del contrato a tres años, una actualización anual de ese acuerdo basado en un promedio del aumento de salarios e inflación, y un nuevo sistema de garantías.

La iniciativa fue el primer tema que se debatió en la sesión. Los aspectos centrales de la reforma del Código Civil y Comercial referido a la Ley de Alquileres son la extensión de un contrato de dos a tres años, un nuevo mecanismo de actualización de los valores de manera anual (en lugar de semestral), que se calculará en base al aumento de la inflación y el salario.

En ese sentido, se establece una fórmula para la actualización de los precios, combinando el IPC (Índice de Precios al Consumidor) con el RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables).

Este artículo fue uno de los que mayor debate generó e incluso se debió votar en forma nominal a propuesta de los legisladores que se oponían a la actualización anual.

Otro punto clave del proyecto es que se dispone que el inquilino podrá optar por presentar como garantía un aval bancario, seguro de caución; garantía de fianza; o personal del locatario, que se documentará con recibo de sueldo, certificado de ingresos o cualquier otro medio fehaciente.

También se fija que las expensas extraordinarias deberán ser abonadas por el dueño de la propiedad.

En cuanto al depósito, el dictamen fija que no se podrá pedir “el pago de alquileres anticipados por períodos mayores a un mes” y determina que el depósito de garantía será devuelto mediante la entrega de una suma equivalente al precio del último mes de la locación, o la parte proporcional en caso de haberse acordado un depósito inferior a un mes de alquiler.

Otro aspecto clave del dictamen es que se deberá declarar el contrato de alquiler ante la AFIP, dentro de los plazos que disponga este organismo, que a la vez deberá dar facilidades para poder cumplir con esta medida.

Además se crea el Programa Nacional de Alquiler Social destinado a jubilados, pensionados, y aquellas familias que no tengan como acceder a un sistema de garantías.

Ley de Góndolas

El proyecto consensuado entre oficialistas y opositores fue aprobado por unanimidad, con el voto favorable de 182 diputados, uno negativo y 18 abstenciones; por lo que fue enviado al Senado.

La iniciativa busca obligar a los supermercados a diversificar la oferta de sus productos, para evitar oligopolios o abusos de “posición dominante” e impedir subas “injustificadas” de los precios de los alimentos.

El proyecto establece que las cadenas comerciales podrán otorgar a un grupo empresario o proveedor el 30% de una góndola, que deberá compartir con al menos otros cinco proveedores.

También determina que se le deberá brindar 25% a los productos de las PyMEs y un 5% a los de la agricultura familiar.

Además, se fija que en las islas de exhibición y anaqueles contiguos a las cajas deberán presentar en un 50% del espacio productos elaborados por micro y pequeñas empresas nacionales, o por cooperativas y mutuales.

Esta iniciativa se aplicará a los productos alimenticios, bebidas, higiene y limpieza “a fin de tener precios transparentes y competitivos, en beneficio de los consumidores”, se indicó.

Reequipamiento de las Fuerzas Armadas

El  proyecto fue aprobado por la Cámara Baja y se lo giró al Senado. Fue impulsado por el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, y propone crear un fondo para financiar el reequipamiento de las Fuerzas Armadas.

La iniciativa establece que se destinará a ese fondo el 0,35% de los recursos de ingresos corrientes del Presupuesto 2020 hasta llegar a un 0,8% en 2023.

Según el dictamen de comisiones, se permite integrar el fondo “con recursos provenientes de aportes de personas humanas o jurídicas, públicas o privadas, así como también cualquier otra fuente de financiamiento de origen nacional o internacional, donaciones, legados y/o herencia”.

De acuerdo al proyecto, los recursos de la iniciativa serán “afectados específicamente a la recuperación, modernización y/o incorporación de medios materiales del instrumento militar”.

Además, establece que se buscará “favorecer la sustitución de importaciones, el desarrollo de proveedores y la inserción internacional de la producción local de bienes y servicios orientados a la defensa”.

Además, busca “promover la innovación productiva, inclusiva y sustentable, por medio de un mayor escalonamiento tecnológico”.

Paridad de género en el área científica

El proyecto se aprobó durante la noche y con la media sanción de Diputados, se lo giró al Senado. El proyecto reforma la ley de Ciencia y Tecnología y establece la paridad de género en la conducción de organismos científicos, y aumentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres científicas.

El dictamen aprobado fue redactado en base a propuestas de la diputada Sandra Castro y Carla Carrizo.

La presidenta de la comisión de Ciencia y Técnica, Castro, dijo que “nuestra intención es pensar el sistema conforme no solo a los criterios de excelencia, sino también en base a parámetros que eviten cualquier tipo de discriminación de género”.

Carrizo señaló que “las argentinas son mayoría en el sistema de ciencia, tecnología e innovación, pero hay obstáculos que las segregan en áreas específicas de trabajo y les impiden llegar a cargos de mayor jerarquía”.

“Además, padecen un sistema injusto que las evalúa al igual que los hombres por el ritmo y la cantidad de publicaciones, desconociendo su trabajo reproductivo como la maternidad y las tareas del hogar que las lleva a pausas laborales”, agregó.

El proyecto propicia garantizar la igualdad de derechos, oportunidades y trato entre varones, mujeres e identidad de géneros y promover la incorporación de la perspectiva de género como una categoría transversal en la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación.

Además se establece que se deberá promover la igualdad de derechos, oportunidades, y trato en el ingreso, formación, empleo y promoción del personal del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, garantizando “la no discriminación de género o de cualquier otra naturaleza”.

Por otra parte, la Secretaría de Tecnología deberá “organizar y mantener un registro nacional del personal comprendido en el Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación en todas sus categorías y segmentos”.

Además determina que la titularidad del Consejo Federal de Ciencia, Tecnología e Innovación no podrá ser ocupada sucesivamente por varones, sino que deben alternarse entre hombres y mujeres.

Ley de Talles

La iniciativa que contaba con media sanción se convirtió en Ley y busca establecer un “Sistema Único Normalizado de Identificación de Talles de Indumentaria” (SUNITI) correspondiente a medidas corporales estandarizadas.

La iniciativa fue sancionada en el último tramo de la sesión. Sin debate ante el riesgo de quedarse sin quórum, el plenario votó por mayoría (163 votos a favor) convertir en Ley este proyecto para que se venda en los comercios ropa con medidas corporales estandarizadas.

El proyecto conocido como Ley de Talles ya tenía sanción del Senado y busca además de crear este registro único y estandarizado, que sea accesible para el consumidor y se actualice cada 10 años.

Además, establece medidas contra la discriminación en los comercios y apunta a atacar enfermedades como la bulimia y la anorexia.

El SUNITI se contempla tanto en la fabricación, confección, comercialización o importación de indumentaria destinada a la población a partir de los 12 años de edad, de acuerdo a la iniciativa.

El proyecto establece que el Ejecutivo Nacional, deberá realizar en todo el país y cada 10 años un estudio antropométrico de la población, con el fin de actualizar la base de datos.

Además, indica que “todo comerciante, fabricante o importador de indumentaria debe identificar cada prenda de acuerdo con el SUNITI” y la etiqueta debe ser “de fácil comprensión para el consumidor” y debe estar “adherida a la prenda”.

Por otra parte, los comercios estarán obligados a exhibir un cartel de un mínimo de 15×21 centímetros, en un lugar de fácil visibilización, que contenga la tabla de medidas corporales normalizadas.

Proyecto para mitigar los efectos del cambio climático

La Cámara Baja también convirtió en Ley un proyecto sobre presupuestos mínimos ambientales para la adaptación y mitigación del cambio climático global, al tiempo que convalidó la creación del gabinete nacional de cambio climático, creado por decreto en 2016.

La sanción de la iniciativa, aprobada por 163 votos y 8 abstenciones, fue festejada por integrantes de la agrupación Jóvenes por el Clima que se encontraban en el recinto de sesiones.

La Ley busca establecer estrategias, medidas, políticas e instrumentos relativos al estudio del impacto, la vulnerabilidad y las actividades de adaptación al cambio climático que puedan garantizar el comportamiento humano y de los ecosistemas.

Asimismo, se pretende asistir y promover el desarrollo de estrategias de mitigación y reducción de gases de efecto invernadero en el país.

Por último, el proyecto busca reducir la vulnerabilidad humana y de los sistemas naturales ante el cambio climático, protegerlos de sus efectos adversos y aprovechar sus beneficios.

Cupo femenino en recitales

El plenario legislativo convirtió en Ley el proyecto que garantiza el cupo femenino en los recitales musicales para asegurar el 30% de participación femenina.

La Ley establece un piso del 30% para la presencia de artistas mujeres en eventos y festivales musicales. La norma fue impulsada en la Cámara de Senadores por Anabel Fernández Sagasti y regula “el cupo femenino y el acceso de las artistas mujeres a los eventos de música en vivo que hacen al desarrollo de la industria musical”.

Según la flamante Ley, si en un evento hay entre 3 y 4 artistas programados, 1 deberá ser mujer; si hay de 4 a 8, 2 tendrán que ser mujeres; y si hay 9 o diez artistas convocados, 3 serán mujeres.

Los productores, curadores, organizadores y responsables comerciales del evento serán los sujetos obligados al cumplimiento del cupo.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *