Contacta con Nosotros

País

Asesinaron a una joven embarazada que no alcanzó a activar el botón antipánico

El brutal femicidio ocurrió en Córdoba y víctima tenía 19 años. La policía detuvo a su pareja, quien tenía varias denuncias por violencia de género, hostigamiento y amenazas.

Publicado

en

Femicidio Córdoba botón antipánico

Tras el hecho, su ex pareja de 41 años fue detenido como principal sospechoso de haber cometido el femicidio. 

Fuentes policiales informaron a Télam que todo comenzó el domingo por la noche, pasadas las 22.30, cuando la víctima, identificada como Giuliana Marianela Silva, regresaba a su casa, ubicada en el barrio Suárez.

En ese momento, la chica iba a ingresar pero fue interceptada por su ex pareja, llamada Rodolfo Tissera, quien le disparó tres balazos, dos de los cuales dieron en el tórax y el restante en la cabeza. 

Según las fuentes, ante el sorpresivo ataque la joven no pudo activar el botón antipánico que había sido provisto por la Justicia cordobesa. 

Un familiar que advirtió la situación fue hasta la vivienda y encontró a Giuliana agonizando y tirada en el piso, y en ese momento activó el botón antipánico para alertar a la policía que se trasladó a la vivienda donde ocurrió el crimen.

La joven fue trasladada de urgencia al hospital Misericordia, donde murió cerca de la medianoche a raíz de las lesiones sufridas. 

El personal policial realizó un rápido operativo para ubicar el homicida, quien horas después fue capturado armado y a bordo de una motocicleta cuando se movilizaba en el barrio de Villa El Nailón.

Familiares precisaron a los medios locales que de la relación de pareja tienen un hijo de un año y medio, y que se encontraban separados desde hacía unos seis meses.

Diego Silva, papá de la víctima, relató a la prensa que el homicida “le disparó a quemarropa».

«La tenía aterrada a mi hija y a toda mi familia. Era un violento que tenía restricciones. Hace dos días había sido denunciado nuevamente porque ingresó a la vivienda de mi hija y rompió varias cosas”, afirmó el hombre. 

Según Silva, el acusado que tenía antecedentes penales por robo le enviaba mensajes con amenazas de muerte hacia su hija o que le decía que iba a dejarla «inválida». 

«Tengo reiteradas denuncias, pruebas de las amenazas por audio y hasta conversaciones grabadas en las que la amenazaba y nunca hicieron nada, tuvieron que esperar a que pasara esto para que reaccionaran», sostuvo. 

De acuerdo a su testimonio, Tissera no tenía un régimen de visita porque «nunca se presentó en los tribunales porque quería ver a su hijo todos los días». 

«Quiero que se haga Justicia y que se pudra en la cárcel, no quiero que haya otra Giuliana, basta de matar mujeres», pidió llorando el hombre. 

Mientras tanto una de las tías, Adriana, manifestó a los medios que hacía poco se había realizado un test de embarazo y que el resultado fue positivo.

“Sólo pido justicia. Que sea condenado a cadena perpetua. Mató a la madre de su propio hijo. No merece indulgencia. Tiene que ir a la cárcel de por vida”, reclamó la mujer.

Juan Carlos Castellanos, abuelo de la mujer asesinada, también aportó su testimonio al comentar que su nieta “se separó porque ya no aguantaba vivir con tanta violencia. Era un hombre muy agresivo y nunca aceptó la separación”, dijo y precisó que la relación de pareja duró aproximadamente dos años.

La causa quedó en manos del fiscal del Distrito 1 Turno 2, Guillermo González, quien dispuso que preventivamente el pequeño hijo quede en resguardo de una de las tías de la víctima.

Asimismo, el funcionario judicial ordenó una serie de medidas procesales, como el peritaje del arma que portaba Tissera y luego de los resultados tomará la declaración indagatoria al detenido por el delito de «homicidio agravado».

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Vistas