Contacta con Nosotros

Deportes

Diego cumple 60: el fútbol tenía un Rey, pero un 30 de octubre nació su Dios

El más grande de todos los tiempos, el barrilete cósmico, el que soñó ganar un Mundial y lo ganó, el que lloró por la injusticia, la que le cortaron las piernas, el de la la pelota no se mancha, el que jugó con un tobillo imposible, el mejor líder la Celeste y Blanca, el que nos hizo sentir el fútbol como ninguno, al que no le fue tan bien como técnico, el bocón y contradictorio llega este viernes a los 60 años. Maradona, un nombre más fácil que cualquier presidente del mundo. Como dice la canción: «Quisiera ver al Diego para siempre, gambeteando por toda la eternidad»….

Publicado

en

Diego cumple 60 años no habrá ninguno igual

Sesentón, otoñal y abismal, Maradona va. Sesentón por calendario, retacón por ADN y respondón por vocación. Gran DT forestal, de Gimnasiá/Gimnasiá, Maradona va.

El quinto de ocho hijos de Chitoro y de la Tota, gorrión alumbrado en el Evita de Lanús, pibe achuecado de Fiorito y alimentado por los patys al paso de su amigo Cyterszpiler.

Cebollita goleador de arco a arco. Malabarista de los entretiempos del viejo estadio de Agustín García y Boyacá. Atracción ocasional en un sábado circular de Pipo Mancera y carita de puro sueño a ojos abiertos: jugar en el Mundial.

Insolente bautismal un miércoles a la tarde con Talleres de Córdoba. Túnel subfluvial a Chacho Cabrera. Adolescente sabio que ahí mismo, en Argentinos Juniors, se cansa de hacer goles y de hacerlos hacer y pasa sin escalas de verdugo por cuatro de la pedante verba del Loco Gatti a campeón en Tokio con la Albiceleste.

Crocante carta llegada al mazo del Flaco Menotti, ídolo en La Bombonera, Maradó/Maradó, campeón con Boca, joya que el Barcelona compra con una montaña de pesetas.

Setecientos días en Catalunya, luces y sombras en el Camp Nou, más sombras que luces en el Mundial de España, víctima de la hepatitis y de la criminal patada de un tal Goicoetxea, viaje al sur profundo de Nápoles, hacedor, gladiador, refundador, San Gennaro y San Diego: ho visto Maradona.

De qué planeta viniste, Rey Azteca, a tus pies rendida la rosa de Tudor. La mano de Dios y la jugada del relato de todos los tiempos. David supremo frente al Goliat teutón: Argentina campeón del mundo.

Matrimonio con La Claudia. Llegan Dalma Nerea y Giannina Dinorah.

Tobillo averiado, corazón valiente en San Paolo, sono fuori de la tazza. El vil penal de Codesal. Saladas lágrimas en albiceleste.

Túneles negros de un blanco placer artero. Más noches y menos cancha. Sevilla tiene un color especial. Del Guadalquivir al Parque Independencia. Volver con la frente altiva hacia el cuarto Mundial. De la quimera a la efedrina. La enfermera de Boston. Le cortan las piernas.

Últimas imágenes del genio en el naufragio. Xeneize de pelo amarillo, se va en el Monumental y se despide de las canchas con la plegaria de la pelota que jamás se mancha.

Poster en la guerra de los Balcanes, agonizar en Punta del Este y renacer en Buenos Aires.

Heredero del Coco Basile en la Selección, sufre en La Paz, barrena bajo la lluvia (la clasificación cuesta un Perú), saca pecho en Montevideo y celebra en clave de vuvuzela, pero se va de Sudáfrica goleado y sin revancha.

Antes y después, menos estratega de pizarrón que líder motivador: Mandiyú, Racing, Al Wasl, Al Fujairah y Dorados de Sinaloa.

Antes y después, un mundo de sensaciones.

Diego de la gente. Bocón incontinente. Impertinente. Impenitente.

Como bola sin manija entre la ternura y la crueldad.

De casi hermano de Coppola a indeseable, como Mancuso y tantos otros. De arropado a detractor del Doctor.

De par del olimpo con Pelé a odiosos y recelosos. Ciudadano de Cuba, Amigo de Fidel, asesor de un jeque, ladrador de Verón. Soldado de Perón.

Animal político políticamente incorrecto.

Amante latino, padre copioso y brumoso.

Conductor de tevé, presidente honorario del Dinamo bielorruso, protagonista biografiado, documentado, cantado, poetizado.

Interpelado, interpelador. Provocador, provocado.

Santo con iglesia propia

Hombre con berrinches de niño. Niño de mirada triste.

Perseverante, deseante, deseador, sesentón, otoñal, abismal: Maradona va.

NÁPOLI, EL PRIMER ADELANTADO

El club Nápoli fue el primero en saludar a Diego Maradona, su ídolo secular, apenas se cumplió la hora cero del viernes 30 en Italia, día en que el astro cumple 60 años.

   En la cuenta oficial de twitter Nápoli ofreció un primer saludo del entrenador de su primer equipo, Gennaro Gattuso, con un video en que le expresa todo su afecto al actual DT de Gimnasia y Esgrima la Plata.

   «Hola grande Diego, soy Gattuso, feliz cumpleaños para ti, amigo mío. Tu le has entregado emociones únicas a Nápoli, y aquí eres un Dios. Espero que mañana sea un día especial para ti, seguramente lo será. Te mando un abrazo grandísimo y sé fuerte Diego», expresó con voz sentida el calabrés de 42 años, enfatizando el final de cada frase.

Radio 3 | 25 de Mayo 740 CP9100 - +54 0280 4435221 - Trelew - Chubut - Patagonia Argentina - 2019©

Streaming | AM 780 LRF 210 | Radio 3 Trelew - AM 1200 LRF 203 | Radio 3 Andina - FM 104.1 LRF 429 | FM del Bosque

Copyright © 2019. Todos los derechos reservados