Contacta con Nosotros

Deportes

Fórmula 1: Bottas ganó en Japón y Mercedes aseguró una nueva Copa de Constructores

El finlandés sorprendió a las Ferrari en la largada y terminó construyendo una brillante victoria en Suzuka. Vettel mantuvo el segundo lugar, pese al acoso en la parte final de Lewis Hamilton, que completó el podio. El toque de Leclerc y Verstappen, también en la partida, fue la otra gran incidencia de carrera y mientras el monegasco remontó y terminó séptimo por una penalización después de la prueba, el holandés debió abandonar.

Publicado

en

Bottas ganó en Japón

Valtteri Bottas sorprendió a todos. Las señales de la clasificación presagiaban un inicio con las Ferrari en los primeros puestos del Gran Premio de Japón de la Fórmula 1. Pero el finlandés tuvo una muy buena largada en la carrera, aprovechó las fallas de la escudería italiana y se llevó la victoria en Suzuka, donde Mercedes conquistó el sexto título consecutivo de constructores.

Apenas unas horas antes de la prueba principal, las Ferrari habían dominado la clasificación, postergada por el paso del tifón Hagibis. Sin embargo, la situación cambió cuando las luces rojas se apagaron y los motores aceleraron.

Bottas movió rápido y con inteligencia. Por el lado externo de la pista, superó a Vettel y a Leclerc para llegar como líder a la primera curva del circuito.

Otro que largó rápido fue Max Verstappen (Red Bull). El holandés se lanzó por la zona exterior y peleó rueda a rueda con Charles Leclerc. Sin embargo, un toque –que después de la carrera fue sometido a investigación por los organizadores– lo mandó al pasto a él e hirió a la Ferrari.

Bottas no sufrió inconvenientes en la primera parte de la prueba. El principal atractivo fue el renacer de Leclerc. Tras su accidente con Verstappen, el monegasco debió ingresar a boxes para cambiar la trompa de su vehículo. Y recomenzó la carrera desde el 18° puesto.

Superó a Verstappen, esta vez sin ningún roce. También dejó atrás a Lando Norris (Mc Laren), a Kimi Raikkonen (Alfa Romeo), a Daniil Kvyat (Toro Rosso) y a Kevin Magnussen (Haas). Llegó al 15° giro ubicado en el puesto 12. Y tras las detenciones de sus rivales (y antes de su segunda pausa), quedó séptimo.

La otra cara de la moneda fue Verstappen, que no pudo recuperarse y abandonó la carrera.

Bottas entró a boxes para concretar la estrategia generalizada de dos paradas, por lo que le cedió la punta a Lewis Hamilton. El inglés estiró el paso por los pits hasta la vuelta 22: le devolvió el liderazgo al finlandés y volvió tercero a la pista, detrás de Vettel.

Ellos tres dominaron la prueba, con ocasionales cambios en el ordenamiento después de cada detención en boxes. Hasta los últimos momentos, el principal atractivo fue Leclerc.

El de Mónaco regresó a los pits después de posicionarse séptimo. Cayó al 12° puesto. Y fue una historia repetida: auto a auto, superó a sus rivales hasta ponerse sexto. Los ingenieros le sugirieron hacer una tercera parada antes de la parte final de la prueba. Cumplió y se lanzó en la búsqueda de la vuelta rápida. Ese honor quedó en manos de un rival.

Con Bottas seguro, Hamilton le puso suspenso a la definición del segundo puesto. El inglés llevó al máximo rendimiento a su Mercedes, hizo el giro más veloz (otroga un punto) y amenazó a Vettel. Intentó superarlo cuando restaban tres giros para el cierre. No lo logró. Pero tuvo su motivo para sonreír.

Con los 25 puntos del ganador y los 16 del británico, Mercedes conquistó el campeonato de constructores por sexta temporada consecutiva, cuando aún faltan cuatro carreras (México, Estados Unidos, Brasil y Abu Dhabi). Sus 612 puntos son inalcanzables para Ferrari, que lleva 435.

Hamilton domina con tranquilidad el campeonato individual: tiene 322 unidades, por delante de las 249 de Bottas. Más atrás se encuentran Leclerc, Verstappen y Vettel.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *