Contacta con Nosotros

Chubut

Los trabajadores ya se resignaron al cierre de Sedamil: «la suerte está echada»

El secretario adjunto de la Asociación Obrera Textil, Sergio Cárdenas, aseveró que “después de más de dos meses, los compañeros han hecho catarsis, han entendido que lo mejor es resolver una salida de común acuerdo”. Son 175 los operarios que ya han negociado el cobro del 100 por ciento de la indemnización en 12 cuotas, de las cuales la empresa ya depositó dos. Pero queda sin acordar un centenar de obreros, que a partir de ahora buscará alcanzar el mismo convenio. La Justicia ordenó este lunes una inspección para comprobar el estado de las instalaciones en el marco del concurso de acreedores y el sindicalista aseguró que “encontraron todo perfectamente cuidado”. Trelew resigna otros 275 puestos de trabajo.

Publicado

en

Cárdenas los trabajadores ya se resignaron al cierre de Sedamil

“Se hizo una inspección de la maquinaría, Insumos, productos terminados y demás bienes de la fábrica. Medio centenar de trabajadores, yo como secretario adjunto del gremio, abogado, profesionales de la empresa que todavía tienen relación de dependencia y el Oficial de Justicia estuvimos este lunes por la mañana, revisaron todas las instalaciones, máquina por máquina, y encontraron todo en óptimas condiciones y perfectamente cuidado”, aseguró Cárdenas.

“Nosotros dejamos asentado que los trabajadores están en un rancho que hicimos enfrente y que utilizamos solamente los sanitarios de la empresa por una cuestión de higiene”, explicó.

“Aparentemente el inventario se hizo en el marco del concurso de acreedores, la empresa hizo una presentación y la jueza (María Andrea) García Abad del Juzgado de Ejecución Nº 2 ordenó esta diligencia. Asumí la responsabilidad como representante del sindicato de todos los actos transcurridos, nada descabellado, no hubo vandalismo, todo está absolutamente normal”, remarcó Cárdenas.

“Los trabajadores ya nos dieron instrucción para iniciar lo que ellos dicen debería ser una salida digna”, adelantó el sindicalista sobre la intención del centenar de trabajadores que todavía está apostado en la fábrica.

“Son 175 trabajadores que ya han negociado el 100 por ciento de su indemnización en 12 cuotas. La empresa ya ha depositado las primeras dos”, confirmó el gremialista.

“Después de más de dos meses de que la empresa ratificó hasta el cansancio el cierre de las plantas de Trelew, Buenos Aires, Río Negro y Córdoba, los compañeros han hecho catarsis mental y han entendido que lo mejor que hay es resolverlo de común acuerdo y no que, a esta altura del conflicto, la empresa lo resuelva unilateralmente, sería muy peligroso”, fundamentó sobre la búsqueda de una solución definitiva.

“Son aproximadamente 100 trabajadores lo que quedan por negociar su despido y mientras tanto nosotros seguiremos en el rancho de enfrente”, aclaró.

“Como no estamos ocupando las instalaciones, no tendríamos por qué ser desalojados, y además consta en acta que todo está en perfecta condiciones, seguramente el Oficial de Justicia seguirá trabajando mañana (martes) porque es una fábrica muy grande con todo tipo de bienes”, precisó.

“Creemos que la fecha tope será el 31 de julio, cuando termine el acuerdo de FITA-AOT del 80 por ciento y el Gobierno pagará los últimos ATP, ya anunció que a partir de agosto dejará de hacerlo, pero somos optimistas que vamos a llegar a un entendimiento”, consideró.

“Es una cuestión emocional, los trabajadores tendemos a aferrarnos a nuestro proyecto de trabajo, al proyecto de vida que tenemos, pero algunos compañeros llegan a conclusiones más rápidas que otros, es una cuestión estrictamente humana”, dijo sobre la razón por la que unos 100 operarios no habían acordado con la empresa el retiro voluntario.

“Los compañeros que firmaron hace dos meses ya han cobrado dos cuotas, aunque nosotros decimos que son despidos encubiertos, y esta semana iniciaremos un plan de lucha para que se le reconozca el subsidio de desempleo y se deje sin efecto el artículo 241 de la Ley de Contrato de Trabajo que los inhabilita”, advirtió Cárdenas.

“Creemos que en este marco los acuerdos fueron compulsivos, ya presentamos una nota en la Secretaría de Trabajo para que genere un instrumento legal que constate la verosimilitud del despido, a los efectos que con esa documentación estos 175 trabajadores puedan ser beneficiarios del subsidio de desempleo de Anses”, argumentó.

“Lo más preocupante es que han quedado sin obra social, ellos y sus familias, en el peor momento de la historia de la humanidad como es la pandemia”, lamentó.

“Por una cuestión natural, los que se sumaran después en los acuerdos, serían incluidos también como despedidos. Vamos a dar una batalla muy dura con esto, no nos queremos llevar puesto a nadie, pero pretendemos que los funcionarios se pongan del lado de los trabajadores y consideren a los 175 operarios forman parte de un acuerdo compulsivo”, analizó Cárdenas.

“Lo que me han pedido los compañeros en las asambleas del viernes, domingo y este lunes es una salida digna. Han aceptado que la suerte está echada, que se pierden los puestos de trabajo”, reconoció el gremialista.

“Como no aceptaron en un principio el acuerdo, hoy están fuera y hay que barajar y dar vuelta”, admitió.

“Es bastante difícil convertir a Sedamil en una cooperativa, no la podemos comparar con Propulsora Patagónica, en la que el sinvergüenza del dueño se dio a la fuga y dejó a la gente tirada a su suerte”, recalcó.

“Esto es distinto, este grupo empresario de Sedamil cerró todos los establecimientos del país, está buscando acordar con sus trabajadores y se encuentra totalmente sujeta a derecho, eso hay que reconocerlo”, sostuvo.

“La empresa está aprovechando la pandemia con todo su personal dispensado, quienes tienen todavía relación de dependencia están cobrando el 50 por ciento de ATP y la empresa completa el otro 30 por ciento para llegar al 80 de lo acordado con FITA-AOT. Y cuando la empresa no cumplía, enviamos cartas documento y rápidamente comunicó que iba a pagar, están jugando un juego muy finito y peligroso, y si como decimos acá le erramos el palo al gato, los únicos perjudicados serán estos 100 trabajadores”, justificó.

“Lamentablemente 275 operarios se quedan sin trabajo y sin posibilidades de reinserción de una economía que está destruida”, sentenció Cárdenas.