Contacta con Nosotros

Patagonia

Piden prisión perpetua para un culpable de femicidio en Río Negro

Se trata de Eduardo Valenzuela, de 50 años, que fue condenado por haber asesinado a golpes y puñaladas a su ex esposa, Patricia Parra (56), en octubre pasado en la localidad rionegrina de Cervantes. El viernes se hará la audiencia de cesura de pena.

Publicado

en

Femicidio Cervantes

Tras escuchar al fiscal de General Roca, Luciano Garrido, el tribunal a cargo del debate fijó audiencia para el próximo viernes a las 9, cuando dará a conocer el veredicto.


El pedido del fiscal Garrido recayó sobre Eduardo Valenzuela (50), quien el mes pasado fue hallado responsable del homicidio triplemente calificado de Patricia Parra (56), con quien había vivido durante 24 años y tenido cuatro hijos.

El Ministerio Público Fiscal (MPF) de Río Negro informó que en la audiencia de esta mañana, el fiscal recordó que se trata de un crimen calificado «por la relación de pareja, por el ensañamiento y por mediar violencia de género», lo que en el caso de Valenzuela se suman «los delitos de desobediencia a una orden judicial y amenazas agravadas».

Es que antes de ser asesinada, Parra lo había denunciado por violento y se le había dictado a él una prohibición de acercamiento que no respetó.

«Por todo ello corresponde que se imponga perpetua», dijo Garrido ante el Tribunal de Juicio de General Roca integrado por los jueces Fernando Sánchez Freytes, Natalia González y Oscar Gatti.

Por su parte, el defensor público penal Luis Eduardo Carrera lamentó que dado el fallo unánime del tribunal «la única pena» que le cabe Valenzuela es «la perpetua» aunque adelantó que va a impugnar la sentencia.

«Aquí hay claros indicios de imputabilidad reducida. En todo caso, corresponde imponerle una pena fija y determinada en el tiempo, por debajo de la perpetua, así lo deja solicitado esta defensa», concluyó Carrera.

El femicidio ventilado en el debate ocurrió el 10 de octubre de 2018, en una vivienda situada en la calle Jacobo Glanz, de Cervantes, en el noroeste de la provincia de Río Negro, donde residía la víctima.

«En esas circunstancias el imputado dio muerte a la mujer. Y en ese momento se encontraba vigente una orden de prohibición de acercamiento y una exclusión del hogar, todo ello dispuesto por el Juzgado de Familia 11, de la que el hombre se encontraba debidamente notificado», sostuvo el fiscal.

«Durante el debate acreditamos que la muerte fue mediante la agresión física de golpes de puño y de un cuchillo que se encontraba en la casa, que le provocaron a la víctima un número importante de heridas contuso cortantes, hasta que el arma se rompió. Luego el hombre la arrastró hasta la puerta, fue a buscar a su vehículo otra arma blanca y volvió para continuar agrediéndola hasta matarla», describió Garrido.

De acuerdo a la fiscalía, luego de asesinar a Parra, Valenzuela amenazó a los vecinos de la víctima y se dirigió a bordo de su vehículo hasta su domicilio donde finalmente fue detenido.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Vistas