Contacta con Nosotros

Chubut

Por amplia mayoría, la Legislatura aprobó la reestructuración de la deuda

Fueron 25 de los 27 legisladores los que autorizaron al Poder Ejecutivo a renegociar con los acreedores la deuda pública provincial de unos 800 millones de dólares. El único diputado que votó en contra fue Sebastián López, de Juntos por el Cambio, mientras la oficialista Zulema Andén estuvo ausente por cuestiones de salud. También se aprobó la Ley de Emergencia Turística, al cabo de una sesión de más de dos horas que llegó al límite del tiempo acordado con el sindicato de trabajadores legislativos (APEL).

Publicado

en

Legislatura reestructuración de deuda aprobada

“Lo que se vivió hoy en la Cámara es el resultado de las diferentes conversaciones y acciones políticas que llevamos adelante», valoró el vicegobernador y presidente de la cámara, Ricardo Sastre.

«Ahora el ministro de Economía tiene las herramientas, habría que preguntarle a él si será efectiva», contestó de manera tajante al ser consultado sobre los eventuales efectos de la flamante ley.

«Yo era intendente, hoy estamos pagando serias consecuencias de ese endeudamiento, con una devaluación y una baja en los ingresos de la Provincia, pero sin esos fondos no hubiéramos podido realizar obras en muchas ciudades, algunos lo utilizaron para gastos corrientes, pero en la mayoría de los casos fueron fondos que se reinvirtieron en las ciudades», dijo sobre el crédito de 650 millones de dólares que adquirió la gestión del fallecido gobernador Mario Das Neves.

En otro sentido, sobre la decisión del PJ, explicó que «se mantienen las afiliaciones, en otros momentos se expulsaron compañeros, en lo criollo no podemos ser autoridades del partido en el próximo turno, pero seguimos adentro del PJ, que es lo que importa muchachos».

Sobre la licitación de más de 9 millones de pesos para 40 computadoras portátiles, justificó que «antes se hacían compras directas, hasta vehículos se han comprado en forma directa, ¿qué es lo escandaloso? la transparencia. Lo que ha comprado esta Legislatura lo ha hecho por licitación».

«Se dará la chance, más allá que son elementos para realizar las tareas de la Legislatura, sean devueltos o descontados del sueldo de los trabajadores. No hay que generar tanta alarma, son procesos sumamente transparentes, con la documentación respaldatoria», aseguró.

«Los diputados son trabajadores, aunque la licitación está desestimada», aclaró Sastre.

«Uno ve una notebook en Mercado Libre o la va a comprar a 100 mil, 150 mil o 170 mil pesos. Pero esta compra tiene especificaciones que nos dio el personal técnico, lo que también está en el expediente, sobre todo por la aplicación de la virtualidad en la situación de pandemia en la que varios diputados tenían serias dificultades para conectarse. No hay nada que ocultar, está todo en el expediente», insistió.

«ARCIONI NO TOMÓ LA DEUDA»

En tanto, el jefe del bloque oficialista, Juan Ignacio Pais, criticó a su par de Juntos por el Cambio, Sebastián López, el único que votó en contra el proyecto de reestructuración de deuda.

«Creo que ha actuado con coherencia, aunque no en beneficio de los chubutenses. Es el único exponente de la Legislatura que pertenece al partido del ex presidente Mauricio Macri, que basó toda su gestión endeudando a los argentinos por décadas y décadas, una deuda insoportable que recién parece encaminarse por las negociaciones que ha llevado adelante este gobierno nacional, esperamos que a nosotros nos augure el mismo camino», cuestionó.

«Todos los diputados estuvieron a disposición de manera permanente para tratar el tema y mucho más con posterioridad al anunció de acuerdo del gobierno nacional, se aceleró el tratamiento porque se tomó dimensión de la importancia del  apoyo de la Unidad de Desendeudamiento del Ministerio de Economía de la Nación», destacó.

«Arcioni no tomó la deuda en dólares de la Provincia, viene de gestiones anteriores, la última muy importante de 2016», argumentó Pais.

«Lo más grave es haber tomado deuda para gastos corrientes y además ha provocado que no podamos hacer frente a obligaciones esenciales del Estado. Ojalá que esta ley sea el inicio de un camino que nos permita encontrar sustentabilidad, ir hacia un sendero de reducción de déficit fiscal para pensar en una Provincia pujante en las próximas décadas», analizó en un tono más crítico.

Se le recordó que Arcioni era el vicegobernador cuando Chubut se endeudó en 2016: “El Gobernador (Mario Das Neves) es quien toma las decisiones, sobre todo de ese tipo cuando se toma deuda en dólares, y no sólo el Gobernador, también los intendentes, que procuraron ese endeudamiento porque participaron del 15 por ciento del importe percibido, y a manera de subsidio, ese 15 por ciento lo paga la Provincia. La responsabilidad es toda la dirigencia, en aquel momento Gobernador, si usted quiere vicegobernador, pero también diputados e intendentes», fundamentó.

«PAN PARA HOY Y HAMBRE PARA MAÑANA»

«El Gobierno no sólo paga los sueldos con retraso, sino que una sola obra de envergadura y tampoco un plan económico que podamos vislumbrar», criticó por su parte el único diputado que votó en contra, Sebastián López (Juntos por el Cambio).

«Cualquier desendeudamiento o reestructuración que no esté acompañado con un plan económico, con metas fiscales, con reglas claras de crecimiento y desarrollo, que bajen el gasto y alienten la producción, es pan para hoy y hambre para mañana», esgrimió.

«No voy a acompañar una decisión que es una pastilla de cal y que no soluciona el problema. En el bloque lo trabajamos libremente, le manifesté mi postura al presidente del bloque, pero no hubo discusiones partidarias», remarcó.

«Siempre son promesas, pero no hay acción concreta en la realidad. Los problemas estructurales no sólo implican al empleado público, también a los comerciantes, la gente que vive en el interior profundo, el 45 por ciento de los centros poblados no tienen asfalto, en el siglo 21 seguimos calentando las comunas con leña y dándole electricidad con motores a gasoil, no hay un plan que nos permita salir del pozo en el que estamos», reprochó.