Contacta con Nosotros

País

Advierten que a fin de mes el AMBA podría llegar al 90% de ocupación en terapia intensiva

Según el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos, de no modificarse la curva de contagios por coronavirus, «a fin de mes» la región metropolitana de Buenos Aires alcanzaría «un 90 por ciento de ocupación de camas de terapia».

Publicado

en

La funcionaria del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Leticia Ceriani advirtió hoy que, de no modificarse la curva de contagios por coronavirus, «a fin de mes» la región metropolitana de Buenos Aires alcanzaría «un 90 por ciento de ocupación de camas de terapia».

«Lo que indican las proyecciones es que, si la curva de contagios sigue comportándose como lo hace hoy, a fin de mes estaríamos en un 90 por ciento de ocupación de camas de terapia en el AMBA», aseguró la subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización de la cartera de salud provincial.

En este marco, consideró «muy difícil pensar en aperturas para el AMBA» donde, indicó, aún «no llegamos al pico».

«Estamos viendo cómo todos los días crece el número de casos, pero también el número de fallecidos está aumentando, y, por eso, pensamos que no es posible avanzar en el AMBA en mayores aperturas», aseveró la funcionaria.

En declaraciones a Radio Provincia, Ceriani sostuvo que todos los días «hay más ingresos que egresos y, en su mayor parte, son enfermos de Covid-19».

Por eso, señaló que «lo único que hoy podemos hacer es frenar los contagios mediante el aislamiento, y la restricción de la circulación para tratar que se reduzca la velocidad de contagio y para no llegar a ese nivel de saturación».

Dijo que, desde la provincia de Buenos Aires, se plantea «un escenario de cuarentena intermitente» y que, incluso, si es necesario, se puede «retroceder de fase si eso nos permite que el sistema de salud no se sature».

«Es una decisión que tendremos que tomar y lo haremos», enfatizó Ceriani, quien sostuvo que «el virus avanza más rápido» y que «la dinámica marca que hay una zona donde la tasa de incidencia es mayor, como es el caso de la Ciudad de Buenos Aires, y le sigue el primer cordón del conurbano, y se va desparramando hacia la periferia».

«Esa dinámica del virus tiene la ocupación de camas; hoy en el AMBA tenemos cerca del 64 por ciento de ocupación», remarcó.

De cara a la finalización de la actual etapa del aislamiento, el próximo domingo, Ceriani remacó que «el desafío desde el inicio de la pandemia es que las decisiones sean conjuntas, que se entienda que el AMBA es una jurisdicción aparte y debe trabajar de forma unificada».

Sobre un posible escenario de saturación del sistema, Ceriani dijo que, si se llegara a esa situación, «se utilizarán las camas que no estarán preparadas para pacientes criticos, pero -advirtió- eso va en detrimento de la posibilidad de salvar vidas, e implica una exigencia enorme para los trabajadores de la salud».