Contacta con Nosotros

Deportes

“Hay que sacar el squash de la cajita hermética en la que estamos metidos”

Profesor de Educación Física, en algún momento empresario estando al frente del Club Centenario de Trelew, en otros organizadores de pruebas atléticas y por siempre jugador de squash, Juan Mariani hoy y desde otra función, quiere aportarle al deporte que practica la difusión y llegada a los lugares donde quizás nunca supo o hasta tal vez jamás intentó arribar: en las escuelas y en los barrios de la ciudad.

Publicado

en

Mariani sacar al squash de una caja de cristal

El también Licenciado en alto rendimiento, explicó que “en la Asociación Chubutense de Squash están trabajando muy bien y los resultados inmediatos están a la vista”.

Mariani apunta de una vez por todas  a que “los clubes de la provincia trabajen mayormente y especialmente en las edades formativas, en etapa de escuelita y por ende en pleno desarrollo. Charlas y clases vía zoom por el momento se vienen haciendo y obteniendo excelentes resultados”, dijo.

Actualmente, detalló que “Trelew están muy bien de la mano de Diego Albistro, en Puerto Madryn trabajan bárbaro Gustavo Lo Maglio y Maximiliano Fuoco. Además, como árbitro tenemos a Alan Klein, quien genera clínicas sobre reglamento, técnicas y tácticas”.

El squash “ya se puede asistir para practicarlo de manera individual en nuestra ciudad y en el Golfo”, informó.

En el balance de su paso como empresario en la actividad y su posterior retiro de la misma, mencionó que “gasté mucha energía e invertí también bastante en lo económico. Hubo mucha gente que me acompañó en realizaciones locales, eventos patagónicos, trayendo visitas ilustres y hasta clínicas Y me alejé desganado, desmotivado y hasta decepcionado por algunos comportamientos, encima ya no recuperaba casi nada en lo económico; además, a veces no te reconocen el esfuerzo a algo que siempre por más pasión que por otra cosa. Cumplí un ciclo y a otra cosa”, remató.

Sobre su retorno, admitió que “veo gente con todas las pilas, muy entusiasmada y con muchos proyectos. Es gente seria, por eso me involucré en la difusión y promoción del  squash”.

“En Comodoro y también en Esquel, vienen en pleno repunte, así que es el gran momento de apostar al semillero, porque hace tiempo que no se genera un recambio generacional, tan vital para el futuro de cualquier deporte”, puntualizó.

Para Mariani no se puede vivir en el recuerdo, aquel que “nos dejaron figuras como las del mundialista Marcelo Fernández Resnik, los internacionales Diego Albistro y Alan Klein. En un momento, supimos tener a  dos de los cuatro jugadores de la selección nacional. Hoy y pese a su corta edad, ya contamos con Kiara Elías, pero hay que multiplicar ese número”, afirmó.

Autocrítico, expresó que “para que eso ocurra, también tenemos que romper ese molde hermético donde nosotros mismos nos pusimos y encima no salimos. Hacemos encuentros, clínicas, viajes, torneos y solo se entera un círculo de jugadores, profes y familias que están en la actividad”.

Amplió en el concepto que “una cosa es promocionar la cancha, el lugar y otra es la actividad deportiva.  Tenemos que esforzarnos un poco más. En Trelew hay mucha gente que ni sabe dónde se practica squash e incluso no sabe qué es este deporte, porque nunca en su vida fue invitada ni a practicarlo o al menos como espectadora. No hay que enojarse por esto. Al contrario, nos tenemos que hacer cargo”, tiró.

En el final de la nota, contó que “la AChS cuenta con una cancha inflable. La idea es llevarla por los en gimnasios, los playones, las escuelas y los barrios. Tiene su motor, así que es cuestión de moverla y listo. Ahora estoy armando una agenda para sacar el squash afuera de los clubes”, subrayó.