Contacta con Nosotros

Chubut

Homenaje a 26 años de la tragedia de los Bomberos de Madryn

Este martes se realizó un acto conmemorativo en la Plaza San Martin de la ciudad portuaria por el 26º aniversario de la tragedia en la que murieron 25 bomberos de entre 11 y 23 años. Fallecieron intentando sofocar un incendio en un campo cercano a la localidad. Allí, los Bomberos pidieron dejar de llamarlos “bomberitos” y ratificaron que buscarán que el Congreso declare al 21 de enero como el Día del Mártir Bombero.

Publicado

en

El acto se realizó en la Plaza San Martín de Puerto Madryn, donde se encuentra el monumento a los mártires.

Allí se colocaron ofrendas florales y estuvieron presentes el intendente Gustavo Sastre; el vicegobernador Ricardo Sastre, Concejales, representantes de federaciones de bomberos de otros puntos del país y familiares de los fallecidos, entre otros.

Posteriormente, se hizo lo propio en el cementerio local y luego se colocaron ofrendas florales en la plazoleta que lleva como nombre “Tierra de Héroes”, en el barrio Mapú Ngefü, donde sus calles fueron nombradas como los 25 bomberos de Madryn.

En su discurso, el representante de bomberos, Alberto Alencio, remarcó que es “tan difícil como siempre, 26 veces más difícil, es hilvanar algunas palabras que permitan decir algo que no se haya dicho, para expresar alguna idea que dé sentido a este dolor de extrañarlos tanto”.

Por ello “esta vez intentaremos conectar desde otra perspectiva, a partir de Ustedes, por Ustedes y en beneficio de todos, en Madryn crecimos como bomberos desde múltiples dimensiones”, remarcó.

“Tratando de cumplir, una vez más, con la afirmación que dice que a partir de Ustedes nos empeñamos en aprender cada vez más, en ser mejores, visito un artículo que propone una mirada científica, que arroja luz sobre lo sucedido”, hace 26 años atrás.

Detalló que “constituye en puente para poner en valor una dimensión que merece ser tenida en cuenta: los conocimientos disponibles en ese tiempo histórico, así como la necesidad imperiosa de crecer en ese sentido, todo ello puesto de manifiesto durante esa intervención”.

“Vuelvo a los sentimientos, las emociones y les cuento que sigo teniendo la sensación de encontrarlos a la vuelta de la esquina, que nada de esto sucedió, pero la realidad golpea y, en algún que otro sueño, los puedo volver a abrazar”, trasmitió Alencio.

Agregó que “en este ida y vuelta, entre sentir y pensar, no puedo dejar de decir que allí donde se encuentren, se pondrán orgullosos del cuartel que pudimos construir. El edificio está hermoso en su estética y es sumamente funcional; contamos con unidades en excelente estado, una de ellas es cero kilómetro, destinada a incendios, el móvil 2,  reemplazo del viejo mercedes 1114”.

Agregó que “en unos meses contaremos con una unidad de rescate multipropósito, con los últimos adelantos, albergando posibilidades de intervención en rescates de altura, acuático, vehicular, estructuras colapsadas, materiales peligrosos…será el Móvil 1, usará el número de la emblemática Ford 350 que fue nuestro orgullo, ‘Memoria y Honor’ será probablemente su denominación, pensando en ustedes”, expuso.

Remarcó que “estudiamos mucho, sabemos más –pero- cuando más conocimientos se adquieren, se toma conciencia de todo lo que falta aún”. Todo este conocimiento “hace posible otorgar márgenes de seguridad aceptables a una de las profesiones más riesgosas del mundo. Y esto es otra muestra concreta de honrarlos día a día”.

Reveló que “muchos compañeros del 94 nos reunimos periódicamente a celebrar el milagro de la amistad a través del tiempo y en esas reuniones Ustedes están presentes siempre. Ya tenemos segundas y terceras generaciones”.

Subrayó en otro tramo de su discurso que “en Madryn tenemos casi 120 mil habitantes –y- 2020 inicia con unos 40 vecinos, 40 jóvenes que se han inscripto para la Escuela de Bomberos. Lo primero que aprenderán quienes ‘pasen el portón’ es que nuestros 25 héroes nos guían y que, también en su honor, esperamos poder concretar finalmente nuestra escuela de cadetes”.

Sobre el final, hizo una reflexión y llamó a renombrar lo ocurrido, para evitar “nombrar con diminutivos a los gigantes”.

“Hace un año, un diario nacional decía: Tragedia de los ‘bomberitos de Madryn’: la historia de los 25 chicos que dejaron la vida combatiendo el fuego”, recordó.

Ante esto, subrayó que “estamos muy decididos a que esa forma de nombrarlos cambie. Recordar respetuosamente es, entre otras cosas, no equivocar los nombres ni las biografías. Tener memoria es nunca perder la capacidad crítica, reflexionando para no volver a cometer los mismos errores, y honrando siempre a quienes hoy nos acompañan desde otro plano”.

Es por ello, que “por su coraje, su entrega, su abnegación, valor y sacrificio, pedimos con humildad, pero con firmeza que nunca más se los llame bomberitos…los 25 camaradas que brindaron sus vidas merecen el máximo respeto”.

Corresponde llamarlos por su nombre: bomberos, y buscaremos por todos los medios que este sea el año en el que el Congreso establezca el 21 de enero como el Día Nacional del Mártir Bombero Voluntario”, concluyó.

Hace 26 años atrás

La tragedia de los Bomberos de Puerto Madryn ocurrió en la madrugada del 21 de enero de 1994 cuando el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de la ciudad portuaria recibió un alerta sobre un incendio de campos a 3 kilómetros del acceso sur de la localidad.

Tras ser anoticiados, dos unidades de bomberos se dirigieron al lugar, entre los que se encontraban los 25 jóvenes cadetes aspirantes de Bomberos Voluntarios, de entre 11 y 23 años, que ante un sorpresivo cambio de viento quedaron encerrados en una “trampa” de fuego que les terminó costando la vida.

Al día siguiente, cuando el fuego calmó, otros bomberos del cuartel salieron a inspeccionar el lugar y encontraron los 25 jóvenes madrynenses.

Aquel cortejo fúnebre de 1994 lo acompañaron unas 10 mil personas. La caravana estaba integrada por familiares y amigos de las víctimas, vecinos de Madryn, autobombas y unidades de rescate de Bomberos de todo el país, que viajaron hasta la Patagonia para despedir a los jóvenes servidores públicos caídos.

Los bomberos que fallecieron fueron Daniel Araya (21), Mauricio Arcajo (12), Andrea Borredá (18), Ramiro Cabrera (16), Marcelo Cuello (23), Néstor Dancor (15), Alicia Giudice (22), Raúl Godoy (24), Alexis Gonzáles (22), Carlos Hegui (12), Lorena Jones (15), Alejandra López (15), Gabriel Luna (21), José Luis Manchula (23), Leandro Mangini (18), Cristian Meriño (21), Marcelo Miranda (11), Juan Moccio (15), Jesús Moya (20), Juan Manuel Paserini (16), Cristian Rochón (19), Paola Romero (17), Cristian Yambrún (21), Cristian Zárate (14) y Juan Carlos Zárate (22).

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *