Contacta con Nosotros

Deportes

La Bombonera cumple 80 años: Boca ganó 15 títulos en casa

El proyecto Bombonera 360, impulsado por el presidente Jorge Amor Ameal durante la última campaña electoral, propone la ampliación de 20.000 localidades en el aforo del estadio pero encuentra como mayor dificultad la compra de los terrenos lindantes a la calle Del Valle Iberlucea, donde hoy se levantan los exclusivos palcos. Seis rivales, entre ellos River, se consagraron campeones en el estadio Xeneize. Riquelme y Palermo, los hombres récord como locales. Juan Antonio Farenga, hijo de uno de los cinco fundadores, piso el campo antes de la inauguración.

Publicado

en

La Bombonera cumple 80 años

«La idea es cerrar el anillo. Hacer una tribuna de plateas en el sector de los palcos, que sea idéntica a la que está enfrente del lado de las vías», planteó el arquitecto Carlos Navarro, presidente del Departamento de Obras, a cargo del proyecto Bombonera 360.

En diálogo con Télam, el dirigente, que además es vocal de Comisión Directiva, comentó: «Vamos a tener un estadio para cerca de ochenta mil personas de las cuales el cuarenta por ciento estará parada. Para eso tenemos que comprar las dos manzanas linderas. Ya hay una forma para financiarlo, costará cerca de 80 millones de dólares y estamos tratando de llegar a un acuerdo con los vecinos. La idea es no cortar la calle y que los días de partidos sea como un paseo turístico».

También se refirió a las remodelaciones que se hicieron en los últimos meses: «Sacamos los alambrados de la platea baja, pintaremos las butacas de color azul, que es el color de Boca, no el celeste que tenía y ya sacamos parte de las butacas de las plateas altas K, donde habrá dos mil quinientos lugares para los socios parados. Vamos a sacar también los alambrados de las cabeceras populares, es un riesgo que queremos correr. Con esas reformas ampliaremos la capacidad a 56 mil personas».

SEIS RIVALES CAMPEONES EN EL TEMPLO XENEIZE

River fijó un mojón en la historia del fútbol cuando dieron la vuelta olímpica en 1942 con la célebre «Máquina», que integraban entre otros, José Manuel «Charro» Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau.

Por la antepenúltima fecha del torneo de ese año, en un clásico jugado el 8 de noviembre, Boca se puso en ventaja 2 a 0 con un doblete de Bernardo Gandulla pero «El Maestro» Pedernera logró la igualdad con otros dos tantos y le dio el título a River, al tomar una ventaja indescontable para el escolta San Lorenzo.

River dio otra dos vueltas olímpicas en la cancha de Boca, en 1955 y 1986, pero sólo para darle el gusto a sus simpatizantes ya que había salido campeón en fechas anteriores.

Pasaron 21 años para que un nuevo equipo se consagrara en La Boca y ese fue el Santos de Pelé, que venció a los locales por 2 a 1 en el partido desquite de la final de la Copa Libertadores de 1963.

Boca fue el primer equipo argentino en llegar a esa instancia pero enfrente tuvo a uno de los mejores equipos de la historia comandado por un inolvidable Pelé.

En 1979 y otra vez por una final de la Copa Libertadores, Olimpia de Paraguay igualaba 0 a 0 y daba la vuelta olímpica ante el Boca que dirigía Juan Carlos «Toto» Lorenzo, ya que los paraguayos habían ganado en el partido de ida por 2 a 0.

El 9 de julio 1991, el Newell’s Old Boys de Marcelo Bielsa le ganó por penales la final de la temporada 1990/91 al Boca del uruguayo Óscar Washington Tabárez, con una gran actuación del arquero Norberto Scoponi.

Finalmente, otros dos equipos de los denominados chicos se dieron el gusto de consagrarse en el estadio Alberto J. Armando. Primero fue Lanús en el torneo Apertura 2007 tras empatar en la última fecha 1 a 1 con un gol de José Sand.

Y dos años después su vecino del Sur, Bánfield, con Julio César Falcioni de entrenador, a pesar de perder 2-0 en la última fecha del Apertura 2009.

RIQUELME Y PALERMO, LOS HOMBRES RÉCORD

Riquelme, actual vicepresidente segundo del club, definió su relación con el estadio de manera gráfica y cercana: «Es el patio de mi casa». Allí debutó en Primera División, en un partido con Unión de Santa Fe por el torneo Apertura 1996, y jugó por última vez con la camiseta de Boca ante Lanús, en el Clausura 2014 para totalizar 206 presencias.

«Este estadio, esta cancha es todo para mí. Acá viví mis mejores momentos. Muchos no quieren creer cuando digo que se mueve con los gritos cuando está llena. Es difícil de explicar esa cancha, es única en el mundo», declaró Román, protagonista de noche mágicas en ese lugar.

Palermo es el máximo goleador en la historia de Boca Juniors con 236 tantos y 129 de ellos los anotó en el Alberto J Armando. El primero fue el 30 de septiembre de 1997 ante Independiente (2-1) por el torneo Apertura y el último el 15 de mayo del 2011 ante River (2-0) en un superclásico que fue considerado clave para el descenso del «Millonario» a la Primera «B» Nacional a mediados de ese año.

El delantero surgido en Estudiantes de La Plata anotó muchos goles para el recuerdo en ese estadio y uno se inscribió en el Libro Guinness de los récords cuando marcó de cabeza, desde una distancia de 38,9 metros, en la victoria sobre Vélez Sársfield (3-2) por el torneo Apertura 2009.

«YO PISE EL CAMPO ANTES DE QUE SE INAUGURARA»

Juan Antonio Farenga, hijo de uno de los cinco fundadores de Boca Juniors, recordó hoy la histórica jornada del 25 de mayo de 1940 cuando fue inaugurada la Bombonera en un partido amistoso con San Lorenzo, al que asistió después de ser testigo de todo el proceso de construcción sobre los mismos terrenos donde se levantaba la vieja cancha de madera.

Tiene 92 años pero su cabeza y su memoria parece de 20; recuerda todo con sorprendente frescura y le afirma con orgullo a Télam: «Ese estadio es mi niñez. Yo pisé el campo de juego antes de que se inaugurara, allá por enero de 1939, estaba ocupado por tachos de cal, elementos de construcción y a su alrededor había grúas».

De pequeño, Juan dio sus primeros pasos en el barrio de La Boca, allí donde su padre junto a su tío Teodoro, Santiago Sana, Alfredo Scarpati y Esteban Baglietto fundaron el Club Atlético Boca Juniors, el 3 de abril de 1905 en un banco de la plaza Solís.