Contacta con Nosotros

Chubut

El Tribunal de Cuentas considera que no hubo irregularidades en la compra de pollos

En diálogo con Radio 3, el vocal Juan Carlos Vallejos aseveró que no hubo carterización en la contratación y que se presentaron 15 proveedores. “Para este tribunal no hubo ilegalidad, pero si no están de acuerdo, podrán hacer la denuncia penal y lo resolverá un juez”, señaló. Sobre los cuestionamientos mediáticos de los concejales del PJ-Frente para la Victoria, Simón Cimadevilla y Belén Baskovc, el funcionario replicó que “nos asombra que se instale la idea de que no hay controles en el municipio de Trelew”.

Publicado

en

Tribunal de Cuentas Trelew

“Los concejales (Simón) Cimadevilla y (Belén) Baskovc estuvieron y les informamos lo que estábamos haciendo con los controles, lo mismo que le informamos a otros ediles, Juan Aguilar y Gustavo Castán, que vinieron el viernes”, señaló Vallejos en el inicio de la charla con Radio 3.

“Me parece que no nos entendimos en la reunión o no fuimos muy claros en cuanto al proceder del Tribunal. Medianamente parece que se está instalando la idea de que no hay controles en Trelew, lo que nos asombra. No sé qué otras situaciones pueden motivar conclusiones como esa”, analizó.

“Nosotros por Carta Orgánica y por una ordenanza que nos dice como tenemos que actuar, concretamente la 4252 que a su vez fue reformada por la 7225, tenemos un tipo de control inquisitivo, de corte autoritario, que es de legalidad, y a la vez el control de la gestión presupuestaria; cómo se va ejecutando el presupuesto, tanto los ingresos como los egresos, y eso se hace a mediante de una rendición de cuentas”, explicó.

“Tanto la legalidad como la rendición de la ejecución presupuestaria es materia de observaciones. En el caso de la legalidad si la observación es insistida la comunicamos directamente al Concejo Deliberante, cosa que hasta ahora no ha ocurrido”, remarcó.

“Y en cuanto al control presupuestario, si hay una observación se da un plazo para que quien esté involucrado haga su descargo y según el resultado lo comunicamos al Concejo o hacemos una reseña de las observaciones ocurridas al informar la cuenta general del ejercicio”, indicó.

Vallejos recordó que “en 2016 encaramos el proceso de incorporar normas internacionales de control que dan lugar a otro tipo de auditorías que se suman a los controles inquisitivos”.

Sin embargo, coincidió con los concejales en que “las cuentas se rinden tarde, viene ocurriendo hace muchos años, en una gestión, en otra y en otra. Nosotros no tomamos posiciones políticas en cuestiones de partidos o de bloque, somos un organismo técnico, pero es verdad que las rendiciones son atrasadas”.

“Justamente por eso para lograr mayor eficiencia en el control lo hemos complementado con normas internacionales de auditoría que nos permiten otros movimientos. En primer lugar tenemos un control “on line” de la ejecución preventiva de la imputación, nos figura en la pantalla en el mismo momento que la hacen  y en segundo lugar tenemos un control a través de los boletines oficiales. Para eso en el 2012 abrimos la Fiscalía Nº 3, para el control actual”, destacó.

“Y desde 2016, con la planificación estratégica, hemos implementado las auditorías de resultados, sobre todo con los fondos nacionales que llegan al municipio. Hoy tenemos cinco auditorías de procesos, algunas terminadas”, recordó.

“No entendimos bien porque los concejales hicieron la lectura final de la reunión, porque han utilizado como ejemplo una de las auditorías de procesos, la del SEM, en la que había un faltante de dinero y por eso hicimos la denuncia penal, no se entiende porque dicen que no hay controles, o que son ineficaces y no funcionan”.

«Es la primera vez que un municipio se auto denuncia a través de las auditorías del Tribunal de Cuentas», recalcó Vallejos sobre el caso del Estacionamiento Medido.

“Después tenemos la auditorías de bienes de consumo y ayuda social, que la iniciamos en febrero, puntualmente el control del depósito, justamente apuntando a si los gastos llegan a donde tienen que llegar. Normalmente ningún Tribunal de Cuentas lo hacía», señaló.

«En el control clásico no existía la posibilidad de comprobar o no comprobar si la mercadería en cuestión le llegaba al destinatario en cuestión. No sólo si el funcionario daba fe que hacía con la mercadería», consideró Vallejos.

«De nada sirve comprar remedios para que queden dentro de un armario, el sentido del gasto es que el paciente reciba el remedio. Por eso desde 2016 hemos incorporado este tipo de peritajes con muy buenos resultados. Con los del SEM el resultado fue indiscutible, ahora veremos qué pasa con esta auditoría en marcha», enfatizó.

«En el caso del reconocimiento de servicio, históricamente venimos diciendo que debe ser una excepción, no un hábito. Y aquellas cosas que nosotros consideramos que se debe observar, la comunicamos al Concejo Deliberante», insistió.

Respecto de supuestas contrataciones irregulares o que se hayan evitado licitaciones o se hayan desdoblado compras, el vocal del Tribunal de Cuentas sostuvo que «no nos han informado ningún tipo de irregularidades, de ninguna de las tres fiscalías. Si hay un desdoblamiento que se aprecie, lo ponemos con observación».

Al parecer el bloque (PJ-FPV) iba a presentar una denuncia penal y en ese caso el juez decidirá si era legal no era legal. Para el Tribunal de Cuentas esa contratación no tenía carterización, de hecho había más de 15 proveedores, que es una cosa normal», subrayó Vallejos.

«Los controles existen, los controles fueron ejecutados, a lo sumo se trata de una apreciación o interpretación. Alguien puede no estar de acuerdo con que nosotros digamos que están cumplidos los procesos de legalidad, se nos dijo que podría tratarse de una legalidad aparente. Pero si vamos al caso, toda legalidad es aparente hasta que un juez diga lo contrario», fundamentó.

 «Mientras la legalidad exista y no haya una ilegalidad manifiesta, para nosotros es legal. Nosotros no somos un órgano que podemos salir a tachar de ilegalidad un proceso que tiene todos los vicios de legalidad. Y si alguien no está de acuerdo con lo resuelto, hará la denuncia y lo resolverá un juez», insistió.

Por otro lado, aclaró que «no tenemos ningún funcionario que cobre horas cátedra, sí algunos empleados técnicos de menor rango que dan clases en los talleres respectivos».

«En lo personal que son gajes del oficio, está bien que la gente se inquiete por el tipo de control que hay, pero lo cierto es que la Municipalidad de Trelew es la primera del país que encaró este tipo de controles, lo que incluso ha sido reconocido por el Banco Mundial», resaltó.

«Hoy este Tribunal de Cuentas califica para ser auditores del Banco Mundial, si lo estiman y nos contratan, porque cumplimos todos los requisitos, salimos de los controles inquisitivos que no conducen a nada a un control mucho más eficaz, Nación nos confirmó que somos el único municipio del país en ese posicionamiento», ponderó Vallejos.

«Duele pensar que después de tanto esfuerzo, de tanta capacitación a la gente que trabaja con nosotros, a los empleados, donde no hay verticalismos en la discusión de temas y auditorías, donde somos todos pares, no hay jefes y tomamos decisiones en paridad, se ponga bajo sospecha a la institución», lamentó.

«Y si tienen algún problema con esta gestión del Tribunal las vías son otras, no necesariamente algún tipo de indirectas o cuestionamientos mediáticos», concluyó.

Continuar leyendo
Agregar comentario

Dejar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más Vistas